La grabación capta el momento en que una novia vestida de blanco fue sorprendida por la catastrófica explosión mientras se estaba tomando fotos en las calles de la capital libanesa.
Anuncio

Un aterrador video muestra el momento en que una mujer que se encontraba posando para unas fotografías vestida de novia siente el impacto por la fuerte explosión que sacudió el martes la capital del Líbano, Beirut.

La detonación sorprendente a la joven identificada en darios locales como Israa Seblani mientras sonríe a la cámara con un elegante vestido blanco cerca del hotel Le Gray, en el área histórica de Saifi Village.

La cámara capta el estruendo y la onda expansiva, que provoca la rotura de cristales, la caída de cascotes de las fachadas y la huida en busca de refugios de quienes se encontraban en la zona.

El saldo de víctimas ya alcanza los 135 muertos y más de 5,000 heridos, que dan una cuenta de la violencia de la explosión que ha destruido buena parte del centro de Beirut y que se sintió a centenares de kilómetros de distancia.

Las autoridades culpan de la catástrofe que ha dejado sin hogar a decenas de miles de residentes de la ciudad a la acumulación de 2.750 toneladas de fertilizantes en un almacén del puerto que se prendieron en fuego por causas aún desconocidas, informó el New York Post.

Explosión en Beirut, Líbano
Credit: AFP via Getty Images

The New York Times señalan que los equipos de rescate aún están en la búsqueda de heridos entre las ruinas de los edificios afectados por la onda expansiva. El estruendo fue tan poderoso que se pudo sentir a más de 150 millas de distancia y dejó pérdidas millonarias en infraestructura.

"Lo que estamos presenciando es una gran catástrofe", dijo el jefe de la Cruz Roja del Líbano, George Kettani, a la red de noticias Al Mayadeen, con sede en Beirut. "Hay víctimas y víctimas en todas partes".

Explosión en Beirut
Credit: Daniel Carde/Getty Images

El presidente del país, Michel Aoun, se unió al dolor de los ciudadanos a través de su cuenta de Twitter, en la que calificó de "inaceptable" que hubiera 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma insegura durante seis años.

"En este triste momento, extiendo mi corazón y mis sentimientos a las familias de los mártires, ofreciéndoles mis más profundas condolencias y le pido a Dios que cure a los heridos y a los corazones rotos y que nos proporcione a todos energía y determinación para permanecer unidos. para enfrentar las quemaduras que han distorsionado el rostro de Beirut, esta ciudad antigua y amante de la vida cuyo dolor conmocionó ayer al mundo", dijo.