Un video del incidente en el que Don José, un trovador que se gana la vida en las calles de Medellín cantando música de antaño con su guitarra, fue rechazado en el restaurante Taquino, al sur de Medellín.

By Carolina Trejos
May 09, 2018 04:14 PM

En Colombia crece la controversia por el acto discriminatorio del que alegadamente fue víctima un adulto mayor en el barrio El Poblado de Medellín.

Un video del incidente en el que don José, un trovador que se gana la vida en las calles de Medellín cantando música de antaño con su guitarra, fue rechazado en el restaurante Taquino, al sur de la ciudad, le ha dado la vuelta al mundo en las redes sociales luego de ser publicado por una mujer que lo invitó a su mesa para brindarle un plato de comida.

En el video se logra apreciar el momento en el que la mujer que graba, una de las clientes del restaurante, le pregunta a la administradora por qué Don José no se puede sentar a comer en su mesa. La gerente del restaurante le dice que por póliza del establecimiento, y por respeto a los clientes, no se le permite.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ante la denuncia y la divulgación del video en las redes sociales, el apoyo de famosos y a una marcha organizada por otros miembros de la comunidad, el restaurante se vio obligado a cerrar sus puertas al día siguiente del incidente. El mismo día emitieron un comunicado a través de su página de Facebook en el que aseguran que el video está editado.

“Ofrecemos disculpas a las personas que se sintieron ofendidas con lo ocurrido y principalmente a Don José, quien es un visitante de nuestro restaurante desde hace 10 años y a quien siempre permitimos tocar su guitarra en nuestro local. Don José ha hecho parte de nuestro entorno, hemos sido generosos con él y jamás lo hemos rechazado”.

A pesar de las disculpas, Taquino sostiene que el video no registra lo hechos, “está editado y transmite un mensaje incompleto que ha llevado a reacciones desproporcionadas y agresivas de algunos ciudadanos”. Sin embargo, los administradores del restaurante no aclararon su versión de lo sucedido.

Por su parte, don José asegura que no siente ser víctima de este acto— que muchos catalogan como discriminación— a pesar del revuelo que el hecho ha causado, el colombiano nunca mostró odio en su mirada ni culpa a la dueña del restaurante de haberlo maltratado.

“Eso no es conmigo, el problema ahí fue la mesera, no la señora. La señora siempre me ha ayudado con platica [dinero] y me quiere mucho”, se oye decir a don José a través de un video que compartieron los usuarios de Instagram con el hashtag #YosoyDonJose.

Según el periódico El Tiempo, el establecimiento fue multado con 32 salarios mínimos diarios legales vigentes, es decir $833.324 en pesos colombianos, aproximadamente $300 USD.

Advertisement


EDIT POST