Los jugadores de la selección de Arabia Saudí siguieron calentando mientras sus rivales australianos guardaban un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Por Carolina Amézquita Pino
Junio 09, 2017
Anuncio

La imagen ha dado la vuelta al mundo y ha generado una intensa polémica en las redes.

Al inicio de un encuentro de fútbol en Adelaida, Australia, entre la selección local y la de Arabia Saudí de las eliminatorias al Mundial de Rusia 2018, se guardó un minuto de silencio por las víctimas del reciente atentado terrorista de Londres, en el que murieron ciudadanos australianos.

Hasta aquí todo norma, ya que minutos de silencio se guardan muy a menudo antes de empezar un partido de fútbol. Lo raro es que solo uno de los equipos, los australianos, lo siguieron quedándose parados en el centro del campo. Los saudíes, con la excepción de un jugador, siguieron calentando como si no pasara nada.

La actitud de estos contrincantes ocasionó los abucheos por parte del público presente.

De acuerdo con el diario español El País, la Federación Australiana de Fútbol ha explicado que habían acordado con la Confederación Asiática y los responsables del equipo nacional saudí la celebración del minuto de silencio. Posteriormente, los portavoces de la selección visitante les comunicaron que no se unirían al gesto de duelo porque es una práctica ajena a su cultura.

Como era de esperar, la acción de los saudíes generó una avalancha de críticas por lo que se consideró una falta de respeto hacia las víctimas del atentado perpetrado por presuntos simpatizantes del grupo terrorista del Estados Islámico.

En consecuencia, las autoridades deportivas saudíes emitieron un comunicado en el que se disculpan “sin reservas por cualquier ofensa causada”.

“Los jugadores no tenía ninguna intención de faltarle al respeto a la memoria de las víctimas o disgustar a las familias, amigos o cualquier individuo afectado por esta atrocidad”, subraya el texto, en el que se condena sin paliativos “todos los actos de terrorismo”.