Doña Lorenza Almanza se desplazó desde Zacatecas, México, junto con seis de las tías de la soldado desaparecida en Fort Hood, para darle el último adiós.

Por Mayra Mangal
Julio 20, 2020
Anuncio

Doña Lorenza Almanza, abuela de la teniente Vanessa Guillén, cuyos restos fueron encontrados a principios de este mes tras su desaparición en abril pasado, ha llegado a Texas para unirse a la familia de la joven mexicoamericana y darle el último adiós.

Echando fuerzas de donde pudo, la anciana residente en Río Grande, Zacatecas, tuvo que hacer un largo viaje de varias horas por tierra para llegar hasta Houston, ciudad donde se ha reunido la familia de la militar de 20 años que al parecer sufrió acoso y posteriormente fue asesinada en las cercanías de Fort Hood, su base militar.

"No fue fácil esa cosa que le hicieron a mi chiquita", exclamó entre lágrimas la mujer a Noticias Telemundo. "Sabrá Dios qué sufrimiento(... ) cómo la harían sufrir a mi hija".

Una fuente explicó a People en Español que la abuelita tuvo que viajar desde Zacatecas a Texas "por bus" venciendo obstáculos migratorios para "estar con la familia".  Dicha versión fue confirmada por Twitter por la Representante al Congreso por el 29no distrito, Sylvia García, quien agradeció el apoyo de la Embajadora Martha Bárcena y la Cónsul en Houston Alicia Kerber que ayudaran con las "visas humanitarias" para la señora y para seis de las tías de Vanessa, quienes también viajaron con doña Lorenza hacia Texas.

"¡Muchas gracias por su ayuda!", exclamó García, quien ha trabajado directamente con la familia Guillén y con otras organizaciones para ayudar en el esclarecimiento del caso.

ROBYN BECK/AFP via Getty Images

ss

La familia asegura que prepararán los funerales de "Vanessita" -como la llama su abuela de cariño- para los próximos días de julio.

El duro golpe que significa su muerte ha devastado a la familia Guillén. A pesar de la ayuda de organizaciones nacionales como LULAC, el apoyo en redes de Salma Hayek y otras celebridades e incluso las reuniones que se han gestado en Washington para esclarecer el caso y el apoyo del público, el dolor sigue pesando e incluso ha provocado malestares físicos, como reveló Jessie García, unas de las tías de la soldado al mencionado televisivo. Según la mujer cuando le informaron a su abuela que Vanessa había fallecido, la anciana se desvaneció. "Tuvimos que llevarla rápido al médico", indicó.

La respetada abogada Natalie Khawam, especializada en casos de malpráctica médica en contra de militares y representante de la familia Guillén, ha anunciado en redes que el 30 de julio próximo habrá una marcha en Washington para pedir justicia por Vanessa.

Un día antes de dicha marcha, la familia Guillén tendrá una reunión con el presidente Donald Trump para abogar por el caso y exigir justicia.