El presidente expresó su pesar a la familia de la soldado desaparecida en Fort Hood, Texas; "Las ayudaré, Económicamente, las ayudaré", prometió.

Por Mayra Mangal
Julio 30, 2020
Anuncio

La desaparición y brutal asesinato de Vanessa Guillén, ocurrido en abril pasado, alcanzó este jueves un punto crucial cuando la familia de la soldado mexicoamericana de 20 años se reunió en Washington con el presidente Donald Trump para pedir cambios a fondo en el Ejército y el total esclarecimiento de la muerte de su querida Vanessa.

Doña Gloria Guillén, acompañada de sus hijas, amigos y familia marcharon este jueves por las calles de la capital y bajo el grito de "¡Justicia para Vanessa!" camino a la Casa Blanca donde el mandatario la recibió en la Oficina Oval junto con su hija Lupe.

"Lo vi en uno de los shows [de televisión] y me pegó muy duro", exclamó Trump frente a la destrozada madre que no ha cejado en su sed de justicia para su amada hija, de quien era inseparable. "Su hija Vanessa era una persona espectacular y respetada y amada por todos, incluyendo en el Ejército".

Trump, quien anteriormente había exclamado a Telemundo que quería un reporte completo de lo que ocurrió en abril pasado cuando la joven de 20 años desapareció en el cuarto de la armería, aseguró a Mama Guillén -como llaman de cariño a doña Gloria- que "todos" incluyendo en Departamento de la Defensa y el FBI, están trabajando en el caso de su hija. "No quiero que lo escondan debajo de un tapete....vamos a llegar al fondo de esto", informó la cadena ABC-7.

La familia también tocó el tema de los funerales de Vanessa, que se tienen en pausa debido a la investigación del asesinato. De realizarse se llevarán a cabo en Houston, sitio de residencia de la familia. El presidente aseguró que podría intentar ayudarles con el costo: "Si puedo ayudarlas con el funeral, las voy a ayudar. Yo las ayudaré, Económicamente las voy a ayudar".

JIM WATSON/AFP via Getty Images

La reunión ocurrió paralelamente con el anuncio de Ryan McCarthy, Secretario del Ejército, quien ratificó una comisión militar independiente que investigará el asesinato de Guillén. "El Ejército está comprometido con cuidar de sus soldados, los civiles, las familias y la vida de los soldados y esta revisión independiente explorará el clima actual de la comandancia y la cultura que existen en Fort Hood", se dijo por medio de un comunicado que revela los nombres de las cinco personas que formarán parte de dicha comisión.

Vanessa Guillén desapareció de Fort Hood, en Killeen, donde estaba acantonada, el pasado 22 de abril pasado. Tras el  ofrecimiento de una recompensa, el 30 de junio fueron hallados sus restos en un río próximo al fuerte. A resultas, el soldado Aaron Robinson se quitó la vida y su mujer fue aprehendida. Ella confesó las circunstancias del terrible final que sufrió la joven teniente, quien antes de desaparece había confesado que fue víctima de acoso sexual.

El presidente Trump hizo referencia al caso de Vanessa Guillén ante la cadena Telemundo hace un par de semanas y dijo que había escuchado del caso. "Pensé que fue terrible. Pensé que fue absolutamente horrible". Su cita con la familia Guillén ocurrirá hoy a las 12:00 p.m., hora local. A las 12:30 ofrecerá una conferencia de prensa.

Múltiples organizaciones de derechos civiles, como LULAC (La Liga de Ciudadanos Latinoamericanos de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) han apoyado a Mama Guillén, como llaman de cariño a la madre de Vanessa, y a su familia.

"LULAC, permanece al lado de Mama Guillén para llamar la atención y diciendo que no queremos que nuestras hijas se unan [al Ejército] ...si sus vidas estén en peligro en tierra estadounidense o en una base militar", aseguró Sindy Benavides, CEO de dicha organización a People en Español.