LIVE

Las autoridades confirmaron que un “error humano” llevó a la mezcla equívoca de ingredientes.

Por Isis Sauceda
Abril 01, 2021
Anuncio

La compañía Johnson & Johnson no podrá distribuir cerca de 15 millones de vacunas contra la COVID-19 luego de que el laboratorio encargado de elaborarlas cometiera un grave error. Las autoridades federales dieron a conocer que este incidente retrasará la producción para cumplir con los requisitos de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés), según el diario The New York Times.

De acuerdo al rotativo, un error humano cometido hace unas semanas en la planta Emergent BioSlutions – que trabaja en conjunto con Johnson & Johnson y AstraZeneca – en Baltimore, MD, causó que ingredientes de diferentes vacunas fueran combinados. Esto obligó a las autoridades a retrasar la autorización para continuar con la fabricación del producto.

"El proceso de control de calidad identificó que un lote de la sustancia no cumplía con los estándares de Emergent BioSolutions, una ubicación aún no autorizada para fabricar la sustancia para nuestra vacuna contra la COVID-19", informó Johnson & Johnson a través de un comunicado. "Este lote nunca avanzó a nuestro proceso de relleno y refinamiento para la fabricación".

Johnson & Johnson COVID-19 vaccine
Credit: Stephen Zenner/Getty Images

El diario aseguró que las dosis de la vacuna de la compañía que actualmente se están distribuyendo fueron producidas en Holanda, donde su elaboración ha sido aprobada por las autoridades federales.

"[Hemos] cumplido nuestro compromiso de distribuir suficientes vacunas para finales de marzo, para administrarlas a más de 20 millones de personas en Estados Unidos", expresó la empresa en el comunicado. "Este [lote] es parte de nuestro plan de entregar 100 millones de vacunas en Estados Unidos, durante los primeros seis meses del 2021, con la meta de distribuir esas dosis para finales de mayo".

Johnson & Johnson COVID-19 vaccine
Credit: FREDERIC J. BROWN/AFP via Getty Images

La vacuna de Johnson & Johnson fue una de tres autorizadas en Estados Unidos para combatir la pandemia de la COVID-19, luego de las de Pfizer y Moderna. Es la primera en requerir solamente una inyección, y puede permanecer refrigerada por varios meses. Por el momento, solo se aplica a personas mayores de 18 años.