La increíble historia de una mujer que fue esclava sexual de su padre y tuvo que aprender a vivir una doble vida, estudiando en el día y satisfaciendo sus bajos deseos al llegar a su casa.

By Celeste Rodas de Juárez
March 16, 2017

Michelle Stevens, quien se convirtió en esclava sexual de su padrastro cuando tenía 8 año, cuenta su pesadilla en el libro Scared Selfless: My Journey from Abuse and Madness to Surviving and Thriving, donde recoge la doble vida que llevó a cabo durante su largo martirio

En el libro, del que People compartirá unos segmentos en su próxima edición, Stevens narra cómo sufrió a manos de Gary Lundquist, quien se convirtió en su padrastro y su torturador. Así, día asistía la escuela como cualquier otra menor de su edad, pero por la noche se convertía en la servidora de sus perversiones sexuales.

En una entrevista con la revista, la mujer que ahora tiene 48 años y vive en Pasadena, CA, relató que todo comenzó la noche que él la encerró en una jaula y comenzó a “entrenarla” mediante torturas.

También describe cómo su padrastro ocultó su lado oscuro debajo de una fachada perfecta, pues era un maestro de escuela de quinto grado. Ello contribuyó a que pudiera seguir violándola y torturándola prácticamente durante toda su infancia, incluso después de que en 1985 fuera condenado a 3 años de libertad condicional por comportamiento ilícito con dos chicas en la escuela donde enseñaba.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

La doble vida que llevaba le dejó graves secuelas sicológicas que con el tiempo la llevaron a desarrollar un trastorno de identidad disociativo o de personalidad múltiple.

“Fui una víctima y eso lo comprendo ahora”, contó. “Pero el estigma alrededor de una enfermedad mental es enorme. Y el estigma alrededor de múltiples personalidades, aún más”.

Como mecanismo de defensa, Stevens desarrolló amnesia y solo pudo escapar de su padrastro cuando fue a la universidad. Después se mudó a Los Ángeles, California, donde fue plasmando en este libro los recuerdos que fueron llegando a su memoria en forma de flashbacks, y que verá la luz el 21 de marzo.

Lundquist murió en 1997 sin responder nunca ante la justicia a las acusaciones de su hijastra.

Advertisement