María Contreras-Sweet y sus socios retiraron su oferta para comprar The Weinstein Company, la compañía del productor de Hollywood en problemas por su conducta sexual.

By Mayra Mangal
March 06, 2018

La sorpresiva adquisición de la empresa productora de Harvey Weinstein por parte de una mexicana y sus asociados, se ha desmoronado.

María Contreras-Sweet -una empresaria mexicana nacida en Guadalajara y residente en California- había anunciado este jueves la compra de The Weinstein Company, fundada por el productor de 65 años y su hermano. Manchado por un enorme escándalo sobre su conducta sexual que estalló en el otoño, Weinstein y sus socios se vieron en la necesidad de poner la empresa a la venta y solventar sus deudas, que se estima ascienden a unos $225 millones.

En noviembre, Contreras-Sweet, quien fundó un banco en California y fue parte del gabinete del expresidente Barack Obama, causó sorpresa al ofrecerse a adquirir la empresa para colocar a un grupo de mujeres al mando.

Dicha oferta se colapsó en enero. Sin embargo, el 1 de marzo portavoces de la empresaria mexicana anunciaron que se había llegado a un acuerdo. “Nuestro equipo se complace en anunciar que hemos dado un paso importante y hemos llegado a un acuerdo para comprar los activos de The Weinstein Company, con el fin de lanzar una nueva compañía”, se había dicho en un comunicado oficial.

Sin embargo, la tarde de este martes Contreras-Sweet, Ron Burkle y Lantern Capital, deshicieron el pacto ante la poca “viabilidad” del proyecto, según informaron fuentes.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Todos hemos trabajado sinceramente para lograr la transacción de los bienes de The Weinstein Company, sin embargo, después de firmar y entrar en la fase de diligencias para verificar la compra, hemos recibido información decepcionante de la viabilidad para completarla”, se dijo por medio de un comunicado. “Como resultado de eso hemos decidido terminar la transacción”.

La razón del colapso se debería a que se decubrió que la empresa tiene un adeudo de $64 millones por distintos conceptos, que incluyen deudas con proveedores y otros litigios pendientes, según dijo una fuente al New York Post,

Harvey Weinstein ha sido acusado de conducta sexual inapropiada por más de 60 mujeres y actrices, entre las que se cuentan a Cara Delevigne, Adhley Judd, Gwyneth Paltrow, Rose McGowan y Salma Hayek.

Según se había anunciado, Contreras-Sweet integraría una junta directiva de mujeres que llevarían las riendas de la empresa.

Advertisement