Un padre saltó agarrando en brazos a su hija de 5 años ante un tren del metro de Nueva York, lo que costó la vida al hombre y milagrosamente solo rasguños a la pequeña.

Por Joaquim Utset
Septiembre 23, 2019
Anuncio

Los pasajeros que se agolpaban en la estación en El Bronx del metro de Nueva York vieron horrorizados este lunes por la mañana como un padre se lanzó a las vías del tren con su hija de 5 años, que cargaba con una mochila escolar en la espalda.

En lo que las autoridades describen como un aparente suicidio, el hombre de 45 años se tiró agarrando a su hija en brazos ante un convoy de la línea 4 del metro que estaba llegando a la estación de Kingsbridge Road a eso de las 8 a.m.

“Unas 20, 30 personas le gritaron [al maquinista del tren y le hicieron señales para que parara]”, contó al New York Post Jennifer Hub, quien estaba regresando a casa después de acompañar a sus hijos a la escuela. “Vi al tren que venía girando por la curva y a ese hombre saltar y vi unos pies pequeños que se asomaban”.

A pesar de que el maquinista aplicó los frenos, el tren pasó por encima del padre y la hija. El hombre falleció en el mismo lugar de los hechos, mientras que su hija milagrosamente pudo ser rescatada de debajo del tren por unos buenos samaritanos que saltaron a las vías.

Un dramático video del momento muestra cómo extraen a la niña, aún con su mochila en la espalda, en medio de las expresiones de conmoción y alivio de los presentes.

“Mi teoría es que la niña quedó debajo del tren y es lo suficiente pequeña que pudo darse la vuelta [y quedar entre los raíles] porque solo sufrió unas rasguños en la frente y el brazo, agregó Hub en sus declaraciones al Post.

La pequeña fue trasladada inmediatamente a un hospital cercano en el que se reencontró con su mamá, según varios medios locales. Hasta ahora las autoridades no han determinado la razón que llevó al papá a saltar.

Un incidente similar ocurrió también en una estación en El Bronx de la línea 4 del metro de Nueva York el pasado junio, cuando una madre sin hogar aparentemente saltó a ante un tren con su hija de dos meses. Afortunadamente, las dos quedaron justo en el hueco entre las vías y el convoy les pasó por encima causándoles solo rasguños.