LIVE

Un estudiante de secundaria de 16 años falleció sorpresivamente luego de haber contraído el coronavirus mientras estaba en cuarentena en su casa en Indiana.

Por Leonela Taveras
Junio 12, 2020
Anuncio

Un adolescente de 16 años "perfectamente sano" falleció sorpresivamente poco después de contagiarse del coronavirus mientras estaba en cuarentena en su casa en Indiana.

Según  People, el 16 de abril empezó como cualquier otro día en el hogar de Johnny y Dawn Guest, quien se fue a su trabajo como enfermera a un centro de de ancianos en Indianápolis mientras su familia se quedaba en casa guardando la cuarentena por el coronavirus.

Allí recibió una inquietante llamada de su esposo, quien le informó que su hijo André no se encontraba bien, no tenía ánimos, ni podía sostenerse en pie y hasta se había caído en el baño.  

Cuando su madre llegó a casa, el joven había perdido la capacidad de agarrar objetos, tenía problemas para pararse y parecía confundido. Sus familiares, llamaron a una ambulancia y fue trasladado a la sala de emergencia del hospital infantil Riley.

Andre Guest
Credit: Courtesy of the Guest Family

"No puedo explicarme cómo un niño de 16 años perfectamente sano puede estar haciendo su propio sándwich de mantequilla de maní el miércoles por la noche, sacando su propio té de la nevera y yendo a la cama como cualquier otro adolescente en el estado o en el país y 24 horas después está luchando por su vida”, dijo la madre de 54 años a la revista.

Andre no había salido de la casa ni tampoco padecía de problemas de salud, que se supiera. Sin embargo, los médicos descubrieron otra su ingreso al hospital que padecía de diabetes tipo 1 y sus niveles de azúcar se habían disparado. A eso se sumaba un cuadro de fiebre, tos y dificultades para respirar.

Una primera prueba de la COVID-19 dio negativo, pero un segundo dio positivo y el menor fue trasladado a la unidad de tratamiento de pacientes con coronavirus. El padre y las dos hermanas del jovencito también dieron positivo, mientras que la madre no quiso hacerse la prueba porque estaba encerrada en la habitación de su hijo en el hospital.

Andre Guest at Hospital
Credit: Courtesy of the Guest family

En sus 12 días en el hospital, Andre experimentó problemas con su cerebro, corazón, pulmones y riñones. "Todo lo que ellos luchaban y trataban de corregir, el coronavirus encontraría algo más para atacar", dijo el padre a People.

Finalmente, cuando parecía que iba a salir adelante, los niveles de su azúcar en la sangre se dispararon la mañana del 27 de abril, tuvo problemas de circulación que le causaron coágulos y un subsiguiente paro cardíaco del que no se recuperó pese a la intervención del equipo que lo atendía.

Guest Family
Credit: COURTESY OF AMBER SPRINGER/WILDFLOWER PHOTOGRAPHY

Andre, que padecía de autismo moderado, era un estudiante de segundo año de la secundaria Lawrence North, amaba YouTube y los videojuegos, según su familia. También era un apasionado de la fotografía.

La familia, que recibió innumerables muestras de cariño de la comunidad, alabó el esfuerzos del personal sanitario. "Fueron maravillosos", dijo Dawn a People. "Cada médico, cada enfermera, no me puedo quejar. Lo único es que las cosas no salieron como esperábamos".

Si necesitas información actualizada sobre la COVID-19, sus síntomas, tratamiento, etc., por favor visita el sitio de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) que ofrece servicio en español: www.cdc.gov/spanish/index.html