Antes de conocer su condena, un exmaestro de la Florida hizo una sorprendente petición al juez para poder criar a su hija en casa. Aquí los detalles.

Por Leonela Taveras
Mayo 22, 2020
Anuncio

Tras declararse culpable de abusar sexualmente de estudiantes, un exmaestro de la Florida le rogó al juez que en lugar de mandarlo a la cárcel lo castigue con una cstración.

El convicto, Mark Lua, dijo antes de conocer su pena que sus acciones fueron “despreciables” y que estaba dispuesto a someterse al procedimiento quirúrgico con tal de criar a su hija en casa, según medios locales.

"Mis acciones fueron despreciables", le dijo al juez Thomas Dannheisser en un tribunal de Pensacola, según el diario Pensacola News. "Creo que el castigo es necesario,y pido la castración no solo como un castigo sino como un acto de solidaridad para mostrar cuánto lo siento por todo".

Mark Lua
| Credit: Escambia County, Fla., Jail

El joven de 32 años, maestro de inglés en la preparatoria Booker T. Washington de Pensacola, fue declarado culpable de haber tenido relaciones sexuales con una menor de edad y de agreder sexualmente a una alumna de 18 años. Además, se le acusó de forzar a una tercera estudiante a enviarle un video sexual, reportó el New York Post.

La inusual petición de Lua fue ignorada por el juez Dannheisser, quien acabó imponiendo una pena de 12 años de prisión y 15 años de libertad condicional.

Durante la vista, el acusado afirmó sufrir el trastorno genético neurofibromatosis, que podría generar tumores y por el que podía morir en cualquier momento.

 "Esta dolencia no parecía debilitarlo mientras estaba buscando en los pasillos, buscando estudiantes para tener relaciones sexuales", le contestó el juez.

Credit: Photo by Jeff J Mitchell/Getty Images

La fiscal Erin Ambrose le dijo al juez que Lua se aprovechó de las niñas vulnerables y su modus operandi era “buscar chicas que venían de hogares inestables o con problemas" a las que "manipuló y los traicionó porque era un maestro", según el Post

En octubre del año pasado, Lua se declaró culpable de varios cargos relacionados con el abuso sexual de menores.