Un informe psiquiátrico afirma que el acusado padece de graves enfermedades mentales y episodios psicóticos que lo hacían creerse que era "medio hombre, medio perro".

By Redacción People en Español
April 01, 2019 03:55 PM

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El exestudiante de la Universidad Estatal de Florida (FSU) acusado de matar a un matrimonio y desgarrar a mordiscos el rostro del esposo creía que era un hombre lobo cuando protagonizó la terrible agresión, según un estudio psiquiátrico revelado recientemente.

El documento de 38 páginas obtenido por People asegura que el universitario Austin Harrouff padecía una “grave enfermedad mental” cuando presuntamente asesinó a John Stevens, de 59 años, y su esposa Michelle Mischon, de 53, en la puerta de su casa en Tequesta, FL, en abril de 2016.

El autor del informe, el sicólogo Phillip Resnick, señala en el informe que el estudiante de 22 años padecía de bipolaridad y episodios maníacos graves con características sicóticas. Así, cuando llevó a cabo sus agresiones, sufría de un “delirio licántropo”, en relación a una enfermedad mental que lleva al afectado a creer que es un hombre lobo.

El doctor cuenta que el acusado le explicó en una entrevista que creía que podía correr “superápido” porque era “medio hombre, medio perro” y que cuando escuchaba a perros ladrar, sentía como que lo llamaban para que los ayudara.

Michelle Mishcon y John Stevens
Facebook/Remembering Michelle Mishcon Stevens

Según las autoridades, cuando los agentes llegaron a la casa del matrimonio el 15 de agosto de 2016 se encontraron con Harrouff agachado sobre el cadáver de Stevens, al que le estaba mordiendo el rostro. Los policías trataron infructuosamente de sacar al joven de encima de su víctima, incluso propinándole patadas en la cabeza. El agresor les respondía con ladridos, según las autoridades.

“El hecho de que Mr. Harrouff persistiera en morder al varón en la presencia de los agentes de policía, a pesar de las advertencias de que le iban a disparar, de las descargas con pistola eléctrica y las múltiples patatas a la cabeza, sugieren que Mr. Harrouff se encontraba en un momento psicótico”, apunta el estudio.

El estudiante afronta dos cargos de asesinato, además de uno de intento de asesinato por agredir a un vecino que intervino. El caso tiene previsto ir a juicio el próximo 4 de noviembre y la defensa ha señalado que la defensa alegará enfermedad mental para pedir la absolución del acusado.

Advertisement


EDIT POST