Familiares procedentes de México llegaron a Chicago para despedir a la joven madre de 19 años a la que le arrancaron un hijo del vientre y que fue estrangulada en abril.

By Mayra Mangal
May 24, 2019 05:53 PM

Familiares y amigos de Marlen Ochoa-López se preparan en Chicago para darle el último adiós a la joven madre de 19 años quien falleció en abril cuando le arrancaran el hijo que llevaba en el vientre y la estrangularan en una vivienda del Southside de dicha ciudad de Illinois.

Cinco miembros de la familia de la joven víctima, entre ellos su abuela, fueron captados este jueves por la noche llegando al aeropuerto de O’Hare procedentes de los estados mexicanos de Guerrero y Agusacalientes. De acuerdo con la filial de Telemundo en Chicago los familiares pudieron entrar al país gracias a una visa ‘humanitaria’.

“No hay manera de entender”, manifestó la matriarca, Maria Estela Cárdenas a dicha cadena. “Sólo Dios sabe por qué Él hace las cosas”.

La familia preparó una velación para este jueves y viernes en vísperas al funeral que se llevará a cabo el sábado en la funeraria Mount Auburn del barrio de Stickney.

En desgarradoras imágenes de la agencia AP se observa a Arnulfo Ochoa (centro), padre de la víctima, sostenido por familiares y su pastor, roto de dolor:

Antonio Perez/Chicago Tribune/TNS via Getty Images

La velación de Marlen López-Ochoa. Su familia honró su memoria con una foto de sus 15 años y cubriéndola de flores:

Facebook

La familia de Marlen, entrando a la Lincoln Methodist Church, donde se realizan los servicios religiosos:

En video se observa a los familiares entrando a la Lincoln Methodist Church, donde se realizaron servicios en memoria de la joven madre.

A Marlen la sobreviven su hoy viudo, Yovani López y un segundo hijo, así como Yovanny Jadiel, el niñito que le arrancaron del vientre y que milagrosamente sobrevivió al trauma. El menor permanece ingresado y conectado a un respirador mientras lucha por su vida.

Clarissa Figueroa, de 46 años, su hija Desiree, de 24 y su novio, Piotr Bobak, de 40, permanecen encerrados en una prisión del condado de Cook sin derecho a fianza. Los presuntos delincuentes aguardan su audiencia en corte donde enfrentarán cargos de homicidio y esconder un cuerpo, entre otros.

Advertisement


EDIT POST