February 02, 2017 01:00 PM

La administración Trump está considerando un plan para impedir la entrada a potenciales inmigrantes que podrían requerir de asistencia pública al llegar al país y deportar, cuando sea posible, a inmigrantes que ya viven en Estados Unidos que dependen de servicios sociales financiados por los contribuyentes, según un borrador de una orden ejecutiva obtenido por The Washington Post.

Una segunda orden de Trump insta a una modificación sustancial del sistema mediante el cual Estados Unidos gestiona las visas a inmigrantes y no inmigrantes con el fin de aumentar el control sobre quién entra al país y quién puede obtener permiso de trabajo, y reducir el gasto social.

Los proyectos se están tramitando dentro de la administración y está por decidir si finalmente el presidente Donald Trump los firma. La Casa Blanca no ha confirmado ni negado la autenticidad de las órdenes, según el rotativo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Si se decretan, las órdenes ejecutivas parecen restringir significativamente todos los tipos de inmigración y viajes de extranjeros a Estados Unidos, lo que multiplicaría las barreras impuestas por  el veto migratorio de la semana pasada.

Su promulgación comulga con las afirmaciones del presidente Trump durante su campaña en la que acusó a los inmigrantes de consumir servicios sociales federales sufragados por los contribuyentes y de contribuir al desempleo de los ciudadanos estadounidenses.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST