Tres personas terminaron con heridas de bala en Pennsylvania tras una disputa por los regalos mientras celebraban un baby shower.

Anuncio
Escena del crimen
Escena del crimen
| Credit: Larry W. Smith/Getty Images

Tres personas terminaron baleadas en Pennsylvania tras una disputa por los regalos mientras celebraban un baby shower.

Según un comunicado de prensa, el departamento de policía de la localidad de Lower Burrell respondió a una llamada el sábado poco después de las 6 p.m., hora local, para informar de un tiroteo en el departamento de bomberos de Kinloch, lugar donde se hizo la celebración.

Las autoridades aseguran que "no se trataba de una situación de tirador activo, sino más bien de un incidente familiar aislado durante un baby shower", dice el comunicado.

También explicaron que un joven de 25 identificado como Isiah J. Hampton, y quien fuera el padre del futuro bebé, tuvo una discusión sobre los regalos del baby shower antes de sacar un arma y disparar contra tres asistentes.

Escena del crimen
Escena del crimen
| Credit: Larry W. Smith/Getty Images

Presuntamente la pelea comenzó cuando Hampton comenzó a discutir con una mujer que quería que llevara los regalos de la fiesta. El joven la abofeteó y tres hombres intervinieron en el altercado, lo que hizo que Hampton sacara su pistola.

Las tres personas que resultaron heridas fueron un hombre de 23 años que recibió un disparo en el torso, una mujer de 19 años baleada en una pierna y un hombre de 16 años que recibió un tiro en una nalga.

Todos fueron trasladadas al hospital para tratar sus heridas de bala, y hasta el momento no se ha informado cuál es el grado de gravedad de las heridas.

Hampton, quien utilizó una pistola semiautomática, fue detenido y se espera que sea procesado.