Estos tres pandilleros habrían amenazado con quemar a este hombre de 31 años, pero antes lo violaron con un tubo de metal

Anuncio

El nombre de la pandilla a la que presuntamente pertenecen estos tres hombres lo dice todo: Heartless Felons, es decir Delincuentes sin corazón. Y así, sin piedad alguna, el jueves habrían entrado en la casa de una de sus víctimas en Ohio, para violarlo y amenazarlo con prenderle fuego.

Según reportó Cleveland.com, las autoridades de esa ciudad acusaron a Troy White, de 47 años, Nathaniel Ramos Jr., de 18 años, y Keli Dunnican, de 22, de rociar con gasolina a tres hombres, amarrarlos y luego violar a uno de ellos en su propia casa. Según registros oficiales, los tres sospechosos pertenecen a la pandilla Hearless Felons.

Documentos de la corte indican que el incidente ocurrió alrededor de las 12:30, cuando los tres hombres se presentaron en el apartamento de un hombre de 31 años y llamaron a su puerta. Los dos más jóvenes llevaban cubiertos sus rostros con máscaras.

Después de forzar su entrada, los sujetos golpearon y patearon a su víctima y a un hombre de 51 años que estaba en su hogar. En medio de esas agresiones, su víctima más joven los insultó con un epíteto que se usa en las prisiones para denominar a los presos que violan a otros en la cárcel. Esto enfureció a White quien procedió a violarlo con un tubo de metal, mientras sus dos compañeros lo sujetaban.

Tras la violación, Ramos vertió gasolina en sus dos agredidos, sin embargo después no les prendieron fuego porque Dunnican los persuadió de no hacerlo. Fue entonces que de repente apareció en la casa otro sujeto de 41 años quien, al tratar de forcejear con los bandidos, fue herido de bala dos veces en una de sus piernas.

Los pillos huyeron de la escena no sin antes robar los teléfonos celulares y hasta los zapatos de sus víctimas. Sin embargo, agentes policiales que andaban por la zona los detuvieron. Al registrarlos, encontraron que White llevaba un arma de fuego con él, Ramos llevaba 14 bolsas de marihuana en uno de sus bolsillos y Dunnincan rollos de cinta adhesiva, un cuchillo y un teléfono robado.

White está acusado de agresión criminal y está detenido bajo una fianza de $100,000; mientras que Ramos y Dunnincan enfrentan cargos de robo agravado y tiene una fianza de $ 25,000 el primero, y $50,000 el segundo