David Fuller fue condenado a cadena perpetua por el asesinato de dos mujeres y el abuso sexual de decenas de cadáveres de mujeres y niñas.
Anuncio

Luego de meses de investigación y audiencias, una juez del Reino Unido condenó al electricista hospitalario David Fuller a cadena perpetua por el asesinato de dos mujeres y el abuso sexual de por lo menos 102 cadáveres de mujeres y niñas.

"[Eres un] buitre que escoge a sus víctimas entre los muertos", expresó la jueza Cheema-Grubb durante la sentencia, según el diario The Independent. "Pasarás todos los días del resto de tu vida en prisión".

Durante la audiencia, el tribunal de justicia reveló que Fuller abusó de los cadáveres de al menos 102 mujeres, incluida una menor de 9 años y dos adolescentes de 16, así como una anciana de 100 años. Hasta el momento, solo se han identificado a 82 víctimas y de acuerdo a las autoridades, existe la posibilidad de que jamás se sepan los nombres del resto de las víctimas.

"David Fuller abusó sexual y sistemáticamente de los cuerpos de las mujeres y niñas muertas", declaró el jurista británico Duncan Atkinson.

Según las investigaciones, Fuller, de 67 años, fue capturado 33 años después de asesinar a las jóvenes Wendy Knell y Caroline Pierce en 1987, por los cuales recibió dos cadenas perpetuas, más 12 años por el abuso de los cadáveres realizado en la morgue hospitalaria.

"Una vez que mataste a estas mujeres, pasaste tiempo con ellas para satisfacer tus perversiones sexuales", declaró la jueza. "Tus violaciones van en contra de todo lo correcto y humano. Son incompresibles".

David Fuller
David Fuller
| Credit: Kent Police

La madre de la víctima de 9 años se pronunció sobre el grotesco incidente que la perseguirá por el resto de su vida.

"Mi dolor, la culpa que siento porque la dejé en ese hospital que está destinado a ser un lugar seguro", declaró, según el diario. "No tengo nada, no tengo forma de darle un cierre a esto. ¿Cómo se lo compensaré a ella? ¿Cómo estaré a su lado ahora? ¿Y cómo cuidaré ese cuerpecito al que ese vil hombre arruinó y faltó al respeto?".

Los familiares de varias de las víctimas expresaron su inconformidad al enterarse que Fuller solamente recibió tres meses de cárcel por los abusos a los cuerpos de las niñas y mujeres.

"No creo que eso sea justo y equitativo. No es aceptable. Ella valía más que eso", comentó Nevres Kemal, madre de una de las menores, a la prensa británica. "La ley tiene que cambiar… No se ha hecho justicia para los familiares de los delitos mortuorios".  

Durante el juicio, Fuller se declaró culpable de los asesinatos y de 44 cargos relacionados con 78 víctimas, los cuales incluyen posesión de imágenes pornográficas extremas y de tomar imágenes indecentes de niños.

"Estamos satisfechos con la sentencia", comentó el superintendente en jefe Paul Fotheringham. "Que sean dos cadenas perpetuas cuando hay tan pocas en el país, muestra la gravedad de los crímenes".

Tras la sentencia, las autoridades revelaron que continúan su investigación en otros casos sin resolver de personas desaparecidas, violaciones y asesinatos en el sureste de Inglaterra, donde Fuller pudo haber actuado.

"[Fuller] es uno de los peores delincuentes en serie que hemos visto en este país. Nunca volverá a ver la luz del día, algo con lo que mi equipo y yo estamos satisfechos por completo", puntualizó Fotheringham.