Cuatro adultos torturaron por doce horas a un joven de 13 años y finalmente lo asfixiaron hasta la muerte con una bolsa en la localidad chilena de Temuco, según la prensa del país sudamericano.

Por Celeste Rodas de Juárez
Updated Diciembre 16, 2016
Anuncio

En un nuevo caso de ciudadanos que quieren tomarse la justicia por sus manos, cuatro adultos torturaron por doce horas a un adolescente de 13 años acusado de violar a una niña y finalmente lo asfixiaron hasta la muerte con una bolsa en la localidad chilena de Temuco, según la prensa del país sudamericano

El origen de este crimen fue la sospecha de que el muchacho, que vivía de vender calendarios en las calles, había abusado de la hija de 5 años de dos de ellos. Según las autoridades, el supuesto abuso sexual -que jamás se constató- lo dio a conocer la hermana mayor de la pequeña, por lo que el padre y un amigo lo buscaron el domingo pasado al jovencito y lo llevaron a un domicilio, donde lo torturaron cruelmente.

De acuerdo al propio relato de los detenidos, mantuvieron al menor amarrado a una silla, lo golpearon con un martillo y la madre de la supuesta víctima le cortó el rostro con una tijera. Se mantuvieron torturándolo por doce horas hasta que finalmente, la madrugada del lunes, los dos padres de la menor lo asfixiaron con una bolsa y una almohada.

El fiscal Roberto Garrido dio a conocer esta semana un informe del Servicio Médico Legal que reveló que la niña no tenía señales de haber sufrido una violación. El examen sexológico de la víctima determinó que no presentaba lesiones a nivel genital que fueran compatibles con una violación”, indicó el magistrado, informó la agencia EFE.

Ahora las autoridades chilenas tienen en detención preventiva a los cuatro sospechosos de este crimen –Johana Mora Villagrán, Pablo Morales Correa, Abraham Bravo Palma y Víctor Chanqueo Mora– a quienes se les imputó el cargo de homicidio calificado.