Tammy Lawrence-Daley, de 51 años y residente en Delaware, asegura que vivió un calvario durante su visita al Majestic Elegance Resort, de Punta Cana.

By Redacción People en Español
May 30, 2019 01:06 PM

Tammy Lawrence-Daley, una turista de 51 años residente en Delaware, acaba de revelar el calvario que vivió en su visita a República Dominicana donde desconocidos la asaltaron golpeándola salvajemente y luego la abandonaron cuando la dieron por muerta.

La madre de dos hijos compartió impactantes fotos para relatar el incidente ocurrido hace un par de meses y que asegura le ha dejado profundas secuelas emocionales.

“Tuve que tomarme un tiempo para poder compartirlo”, explicó Lawrence-Daley, quien este miércoles publicó en Facebook un recuento de lo sucedido. “Estoy en un punto en que me siento con la fuerza suficiente para hacer pública esta información  porque las mujeres deben entender que no pueden andar por cualquier parte solas”.

El drama de la mujer comenzó cuando en enero pasado viajó con su marido y una pareja de amigos a la nación caribeña para pasar unas vacaciones en el hotel todo incluído Majestic Elegance Resort, de Punta Cana. En su segundo día de vacaciones y después de pasar un día de playa los cuatro amigos acudieron a una obra de teatro y luego se fueron a cenar.

La mujer explicó que hacia las 10:30 p.m., hora local, comenzó a sentir hambre, así que bajó a un salón del hotel a comprar algo de comer. Repentinamente, y cuando iba de vuelta  a su habitación, la mujer fue asaltada por la espalda. “Ahí es cuando lo escuché. Pasos pesados…uno, dos, tres, cuatro y luego se apresuraron y antes de poder reaccionar me atajaron por detrás y quedé inmovilizada de inmediato. Sus brazos me rodearon y él comenzó a arrastrarme hacia un cuarto de mantenimiento que tenía llave”. El lugar estaba a oscuras y había agua en el suelo.

La mujer explicó que luego de ser arrastrada por unas escaleras de concreto la dejaron en aquel “hueco” por cerca de 8 horas. “Lo llamo un hueco porque así se sentía estar ahí”, aseguró Lawrence-Daley a People. “No podía ir a ningún lado. No podía ponerme de pie y no podía encontrar la salida…no tenía ni idea de dónde estaba. Todo lo que supe es que básicamente me habían enterrado ahí en vida”.

Facebook
Facebook

Según la mujer, un desconocido intentó estrangularla varias veces y además la golpeó con un palo tan salvajemente que los ojos se le cerraron y no podía ver nada. La golpiza provocó que perdiera la conciencia de manera intermitente. Lo que sí recuerda es haber visto a una persona usando el uniforme del hotel.

Mientras tanto, su marido y amigos buscaron desesperadamente a la mujer al ver que no regresaba. Pero según ellos se toparon ante el argumento de empleados del hotel de que probablemente ella habría bebido mucho y se habría quedado tirada por ahí, algo que su marido no creyó ni por un instante.

Curiosamente Lawrence-Daley no sufrió el robo de sus pertenencias y notó que le habían dejado su bolso con su teléfono móvil, el cual no pudo usar por no tener servicio en el lugar donde la habían encerrado.

Milagrosamente, a la mañana siguiente -y luego de aproximadamente 8 horas de martirio- la mujer escuchó voces en la parte superior del cuarto donde se encontraba y comenzó a gritar pidiendo ayuda. Finalmente varias personas corrieron para socorrerla y de inmediato fue transportada a una clínica. Ahí se determinó que tenía la nariz y una mano fracturadas, que prácticamente le “arrancaron la boca” y que había perdido la capacidad auditiva en el oído izquierdo. Además se le practicó un examen para averiguar si la habían violado, pero como habían pasado demasiadas horas las pruebas fueron inconclusas, según asegura la víctima.

“Yo no me voy a dar por vencida sin dar la pelea”, explica la mujer en su post mientras sigue buscando respuestas. “Este hombre pensó que me había matado, pero falló. Él está ahí afuera, es un predador, esperando a su próxima víctima”.

Portavoces del hotel dijeron por medio de un post de Facebook que “no se hacen responsables por el ataque dado que la mujer no pudo identificar al atacante”. Llamados hechos por People a la administración del hotel Majestic Elegance Resort y al Departamento de Policía de República Dominicana no fueron respondidos.

 

Advertisement


EDIT POST