Tras el impacto, Julio Jiménez Rosario, de 27, años manejó "hasta su residencia" en Río Grande, Puerto Rico. Las piernas mutiladas quedaron en la autovía.
Anuncio
DRUNK DRIVING CRASHED CAR WRECK
Credit: Getty Images

Julio Jiménez Rosario, un joven de 27 años, podría enfrentar graves cargos luego de atropellar a un hombre de 62 a quien le amputó las piernas con el impacto para luego llevarse su torso incrustado en el parabrisas y continuar manejando hasta llegar a su casa.

El impactante caso ocurrió en Río Grande, Puerto Rico hacia las 2:50 a.m., de este lunes, cuando el sospechoso conducía por el kilómetro 24.1 de la carretera PR-3 en un auto Kia color azul modelo 2001, según reporta el diario local Primera Hora.

Jiménez Rosario sobrepasaba los límites de velocidad y al parecer conducía bajo los efectos del alcohol cuando se impactó contra la víctima, identificada este lunes como Pedro Vázquez Rubert de 62 años, según confirmó una sobrina a las autoridades.

Elvin Zeno, jefe de tránsito del Negociado de la Policía de Puerto Rico., explicó que tras el impacto, las piernas de la víctima quedaron en sobre la autovía. Lo más increíble vino después.

"Él se llevó el cuerpo dentro del carro, continuó con el cuerpo dentro del carro hasta su residencia", aseguró Zeno. "Lo impactó con la parte delantera, el peatón sale expulsado, penetra por el cristal delantero, cayendo sobre el dash y el asiento [del pasajero]".

Al parecer el joven no se detuvo sino hasta llegar a su vivienda —ubicada en el barrio residencial de Kuwait, sector Vietnam— donde se echó en reversa y luego se estacionó "esparciendo los restos humanos y masa encefálica por el balcón y el pasillo que conduce a la sala", según detalla la publicación. Al momento de los hechos el sospechoso presentaba un índice de 0.19% de alcohol según informó la policía.

Fue la madre del conductor quien al ver el cuerpo mutilado dio aviso a las autoridades.

La víctima vivía en el barrio de Galateo en el municipio de Fajardo. La División de Homicidios del condado se ha unido a las investigaciones y se espera que entre lunes y martes se rediquen cargos contra el conductor.

"[Julio] era trabajador, buen muchacho, humilde... no sé por qué le sucedió eso", lamentó por su parte Julio Jiménez, padre del conductor a dicha fuente. "Estoy indignado de lo que ha sucedido, pero espero que Dios nos ayude a todos".