Una soldado hispana habló con Jomari Goyso sobre su experiencia en el Ejército estadounidense. La joven asegura que sufrió maltrato y acoso sexual. Entérate de sus declaraciones.

Por Lena Hansen
Julio 06, 2020
Anuncio

El caso de la soldado Vanessa Guillén, quien fue asesinada en Texas tras contarle a su familia que había sido víctima de acoso sexual en la base militar Fort Hood, ha conmovido al mundo. Su historia también ha destapado más denuncias de acoso sexual, maltrato y discriminación de otras mujeres soldados y tenientes que han compartido sus amargas vivencias dentro del Ejército estadounidense usando el hashtag #IAmVanessaGuillen.

Vanessa Guillen
Credit: Instagram/ Eva Longoria

Una de ellas, Heidi Lee Bowman, conversó con el presentador español Jomari Goyso en un video que él compartió en vivo en su Instagram. Goyso cuenta que se conectó con Bowman después de que ella le escribiera un mensaje tras él publicar una entrada sobre Vanessa Guillén. La joven hispana asegura que se identifica con Guillén porque también fue víctima de acoso en el Ejército y que la expulsaron tras reportarlo.

Bowman dice que recibió varias medallas por su servicio militar, pero cuando fue transferida de Luisiana a un nuevo batallón en Washington comenzó el acoso. "Un día el hombre me llevó a un cuarto y yo estaba sola con él", cuenta sobre un sargento que era su superior. "Yo le dije que yo no sentía como que yo quería estar ahí con él, yo quería a otra persona. Él me dijo: 'Así hacemos las cosas aquí y a usted nadie le va a creer'. Le dije: 'Yo tengo 24 o 25 años, soy una mujer y  sé lo que es bueno y lo que es malo'. Entonces él se empezó a acercar a mí. Yo le dije que se quitara y me dijo que si yo no le iba a hacer favores sexuales que me iba a quitar la promoción".

Female Soldiers
Credit: Getty Images

Al reportarlo a otra sargento mujer, según Bowman, en vez de ayudarla a reportar todo lo sucedido y castigar al sargento por su conducta, esta ayudó a esconder los hechos. Además, Bowman opina que el hecho de que Vanessa Guillén fuera latina influyó en que no la buscaran tan intensamente como han buscando a mujeres estadounidenses anglosajonas reportadas desaparecidas, como Natalee Holloway. "Yo creo que sí tiene que ver que ella sea mexicana e hispana para que ellos de verdad no hicieran todo lo que podían hacer", dijo Bowman.

La joven dice que estaba embarazada —aunque no se notaba porque tenía poco tiempo de gestación— cuando sufrió este acoso en el Ejército. Bowman cuenta que estuvo unos tres años en el Ejército estadounidense, pero se fue por miedo a perder a su bebé por el estrés que estaba sufriendo. Su esposo —quien también era militar y estaba con ella en el Ejército— le recomendó que fuera donde el inspector general para denunciar todo lo que había vivido, pero según ella tenía miedo de que todos sus superiores se encubrieran entre ellos y que no le creyeran. "Tal vez lo que le pasó a ella me hubiera pasado a mí, yo hubiera desaparecido", dijo sobre Guillén, quien fue asesinada con un martillo dentro de su base militar.

Vanessa Guillen
Credit: Instagram

Al acudir a su comandante a reportar el acoso que sufrió, Bowman cuenta que la pusieron en la misma habitación con el hombre que la acosó, la mujer que lo cubrió, un sargento y el comandante "ellos todos en contra de mí". Según ella, el sargento la amenazó de muerte, haciendo con la mano un gesto como si le fuera a disparar y diciéndole "en mi tiempo así es como lo solucionaríamos".

Bowman —de raíces españolas, nicaragüenses y salvadoreñas— dice que entiende por qué Guillén le dijo a su familia que tenía miedo de reportar el acoso que sufrió. "Ellos me quitaron mi promoción", asegura ella tras reportar el acoso de su superior. También alega que hay discriminación racial dentro de ciertas bases militares, ya que según ella ha hablado con latinos y afroamericanos dentro del Ejército que se quejan de no ser promovidos a rangos más altos por su raza.