October 16, 2017 05:40 PM

No ha sido una temporada fácil para la azafata Michella Flores, quien luego de convertirse en sobreviviente de la terrible masacre ocurrida en la ciudad de Las Vegas, ahora es una de las miles de personas que han perdido su hogar a causa de los incendios forestales que azotan California.

Su trabajo la llevó a Las Vegas en la fatídica noche del 1 de octubre. Como una gran fanática de la música country, no quería dejar pasar la oportunidad de ir al Route 91 Harvest Festival. Jamás imaginó que poco después se transformaría en uno de los miles de testigos que presenciaron de primera mano la peor masacre en la historia de los Estados Unidos.

Michella Flores
Michella Flores/Facebook

Tan solo días después de los tristes sucesos en la popular ciudad del estado de Nevada, Michella tuvo que vivir una nueva tragedia, esta vez a causa de los incendios que han consumido más de 900 kilómetros cuadrados de California.

Santa Rosa, lugar en donde la auxiliar de vuelo reside junto a sus padres, ha sido una de las ciudades que más ha sido afectada por los fuegos. Recientemente ella y su familia vieron cómo su hogar quedó reducido a cenizas por las brazas que llegaron hasta su vecindario.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“Es un sentimiento de desesperanza”, compartió Flores a CNN sobre lo que ha tenido que vivir en los últimos días. “Pensaba que no sería algo difícil porque he estado en estas situaciones en el pasado. Pero cuando te pasan a ti es totalmente diferente”, agregó la mujer, quien se desempeñó anteriormente como bombera y paramédica. “No puedo dormir y aún no he tenido tiempo de procesar todo esto”, agregó en su conversación con la cadena de noticias.

You May Like

EDIT POST