Las autoridades dicen que el caso de Sherri Papini, una madre en California que misteriosamente reapareció después que supuestamente fue secuestrada por dos hispanas, aún no ha sido cerrado.

Por Lena Hansen
Abril 06, 2017
Anuncio

Sherri Papini vuelve a ser noticia. Después del sonado caso de su secuestro y milagrosa reaparición en California el Día de Acción de Gracias, nuevos detalles recién dados a conocer han hecho su historia aún más compleja.

Recientemente, la revista People obtuvo récords policiales que mostraban que esta no era la primera vez que la madre de 34 años fue reportada a las autoridades por su familia. Entre el 2000 y 2003, su madre alegó que Papini se estaba lastimando a sí misma y culpándola a ella de ese maltrato.

El año pasado, la madre de dos niños fue encontrada la mañana del Día de Acción de Gracias por un motorista al lado de una carretera a unas 150 millas de su hogar en California. Papini fue encontrada con cadenas, golpeada y luciendo asustada después de estar desaparecida de su casa por más de tres semanas.

Ella le dijo a los investigadores en ese entonces que había sido secuestrada por dos mujeres hispanas el 2 de noviembre tras salir a correr por los alrededores de su hogar. Según ella, las mujeres la secuestraron a punta de pistola y hablaron español entre sí la mayor parte del tiempo. Tras reunirse con ella, su esposo Keith Papini dijo que ésta mostraba señales de abuso, su cuerpo se veía lastimado y muy delgado —como si hubiese pasado hambre— tenía la nariz rota y le habían cortado su larga cabellera rubia.

Según dijo él en una entrevista con el programa 20/20 (ABC) en diciembre, su esposa se estaba recuperando lentamente, pero quedarán huellas. “Es algo que jamás vamos a olvidar”, dijo. “Literalmente vivió un infierno”.

Desde que repareció Papini, las autoridades no han realizado ningún arresto ni se ha confirmado el motivo del secuestro. La policía del área sigue investigando el caso, según informaron a People, y dicen que no creen que se trate de un falso testimonio de secuestro. La familia Papini, por su parte, ha pedido privacidad y no ha querido dar declaraciones.

El esposo de Papini sí le dijo a People, sin embargo, que su esposa jamás fingiría su secuestro. “Sé que mi esposa nunca me dejaría a mí y ni en un millón de años dejaría a nuestros hijos”.

Según el oficial Pat Kropholler, se seguirá investigando el misterioso incidente. “No juzgaría este caso sin tener todos los hechos”, dijo. “Obviamente es una investigación en proceso y no podemos revelarlo todo”.