Un turista holandés de safari en Sudáfrica terminó siendo operado luego de que una serpiente cobra le mordiera los órganos genitales mientras estaba sentado en un inodoro y se le empezaran a pudrir.
Anuncio
Serpiente
Serpiente
| Credit: Anshuman Poyrekar/Hindustan Times via Getty Images

Un turista holandés de 47 años de safari en Sudáfrica terminó siendo operado luego de que una serpiente cobra le mordiera el miembro mientras estaba sentado en un inodoro y se le empezara a pudrir el órgano.

El hombre, quien no fue identificado, tuvo que esperar tres horas antes de ser trasladado en helicóptero al centro de traumatología más cercano, a unas 220 millas de distancia.

De acuerdo con la revista especializada Urology Case Reports, la víctima sufrió necrosis escrotal a causa de la mordida del reptil, por lo que tuvo que someterse a una cirugía reconstructiva de su órgano viril.

En todo este tiempo tuvo vómitos y una sensación de ardor, así como dolor que se disparó desde la ingle hasta el abdomen y la parte superior del pecho, aunque no desarrolló síntomas neurológicos durante la terrible experiencia, explican.

Antes de ser sometido a una cirugía, el paciente requirió de hemodiálisis por la lesión renal aguda.

Serpiente
Serpiente
| Credit: Anshuman Poyrekar/Hindustan Times via Getty Images

"Se notó que su pene y escroto estaban hinchados, de color morado oscuro y con dolor al ingresar al hospital. Se le diagnosticó necrosis escrotal y recibió múltiples dosis de un antisuero de veneno de serpiente inespecífico y antibióticos de amplio espectro", según el informe médico.

"Se informó que la necrosis escrotal afectaba a toda la fascia (de la piel a los espermatozoides internos) y se extirpó con márgenes extensos. Se realizó un cierre primario, dejando un drenaje in situ", indica la revista médica.

Luego, un cirujano plástico realizó una reconstrucción del órgano afectado y se le colocó un injerto de la ingle sobre el pene. Según la publicación, el paciente se ha recuperado satisfactoriamente del que, asegura, es el primer caso de esta naturaleza registrado.