December 06, 2018 04:16 PM

El padre de un bebé de 4 meses que fue encontrado muerto en su mecedora eléctrica en estado de desnutrición y cubierto de gusanos pasará el resto de sus días en una prisión.

Así lo determinaron este lunes autoridades del condado de Chicksaw, en Iowa, al sentenciar a Zachary Cohen, de 29 años, por la cruel muerte de su hijo Sterling Kohen, ocurrida en agosto de 2017.

El niño fue descubierto por paramédicos el 30 de agosto tras recibir una llamada de la familia del menor reportando su muerte. En la llamada al 911 la madre del bebé dijo que lo había alimentado y que estaba “bien” luego lo volvió a revisar y que “había fallecido”.

Según múltiples reportes el bebé llevaba el mismo pañal sucio desde hacía unos 9 o 14 días y cuando lo encontraron estaba tan desnutrido que pesaba solo 7 libras, es decir, casi lo mismo que un recién nacido. Según el forense el niño falleció de desnutrición y deshidratación, así como de una infección causada por bacteria E.coli.

AP/REX/Shutterstock (2)

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

“[El padre] estaba al tanto de todo lo que estaba pasando y escogió no hacer nada”, dijo Denise Timmins, fiscal general de Iowa durante la audiencia celebrada en New Hampton.

Según las autoridades los días finales del menor fueron crueldad pura pues los pasó encerrado en un cuarto con las ventanas tapadas y sin ventilación que atraía a las moscas.

Tanto Koehn como su esposa, y padre del menor, Cheyanne Harris, de 21 años, estaban presos desde agosto de 2017.  El 2 de noviembre de ese año él fue acusado oficialmente de asesinato en primer grado y  de poner en peligro la vida de un menor debido a que en la vivienda familiar también vivía la hermanita de la víctima, de 2 años, y quien está sana y salva.

Harris también está acusada de asesinato y ahora espera su juicio.

 

 

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST