María del Carmen Galeana, que laboraba en un hospital de Guerrero, dejó una serie de mensajes en redes culpando a la "pobreza" y falta de presupuesto por la crisis de salud. Aquí el reporte.

Por Mayra Mangal
Junio 02, 2020
Anuncio

La pandemia de COVID-19 continúa azotando a nuestros países. Luego de convertir a América Latina en su nuevo epicentro, ahora ha cobrado una nueva víctima en México: una joven enfermera que se suicidó luego de contraer el coronavirus.

Los hechos ocurrieron en Chilpancingo, capital del estado de Guerrero, en las costas del Pacífico mexicano. María del Carmen Galeana, una joven enfermera adjunta al hospital general Raymundo Abarca Alarcón recibió órdenes de aislarse junto con otras cuatro compañeras que trabajaban en dicho centro con enfermos del mal respiratorio.

Su último día de trabajo fue el 31 de mayo y al parecer fue durante su aislamiento que decidió quitarse la vida estando en el interior de su vivienda, ubicada en el barrio de Haciendita.

Antes de fallecer Abarca Alarcón había dado señales de un fuerte desgaste físico y emocional, que se ha convertido en norma para muchos de los trabajadores de la salud que han combatido la COVID-19 alrededor del mundo.

En una serie de posts que la fallecida colgó en sus redes señaló a la "pobreza" y falta de planeación de las autoridades como factores clave para empeorar la crisis. “Si mañana no despierto – me dijo – quiero que sepan que no me mató el COVID, fui muerto por la indiferencia de gobiernos sucesivos que desproporcionaron negativamente los presupuestos de salud", expresó Abarca Alarcón en uno de sus mensajes, según informa Proceso.com, primera publicación en reportar la noticia en México.

Este caso recuerda el fallecimiento de Daniela Trezzi, una enfermera italiana de 34 años que se quitó la vida  a fines de marzo pasado cuando su país enfrentaba lo peor de la pandemia. Trezzi laboraba en el Hospital San Gerardo en Monza, en la región de Lombardía y según se dijo entonces estaba sufriendo “mucho estrés” al pensar que podría estar propagando el virus a los pacientes que atendía.

Hasta el cierre de esta nota el número de casos de COVID-19 en México superaban a los 84,000, con por lo menos 9,415 defunciones.

De acuerdo con Aristegui Noticias, las entidades con el índice más alto de enfermos son la Ciudad de México (262 casos por cada 100 mil habitantes), Tabasco (150.5 casos por cada 100 mil habitantes) y Baja California (134.4 casos por cada 100 mil habitantes).