La nadadora estadounidense de raíces mexicanas Anita Álvarez se desmayó en pleno Mundial de Natación en Budapest. La atleta fue salvada por la coach española Andrea Fuentes. Mira las impresionantes fotos de su rescate.
Anuncio
Anita Alvarez Budapest 2022 World Aquatics Championships
Credit: PETER KOHALMI/AFP via Getty Images

Bajo el agua, en pleno Mundial de Natación en Budapest, la nadadora estadounidense de origen mexicano Anita Álvarez se desmayó. El aterrador momento quedó captado en imágenes. Afortunadamente la coach española Andrea Fuentes saltó al agua a salvarla.

La entrenadora Andrea Fuentes dijo que desmayarse en el agua es más común de lo que la gente cree, reporta PEOPLE. La atleta de 25 años estaba en plena competencia, realizando un solo libre de natación artística en la piscina de la Isla Margarita cuando repentinamente perdió el conocimiento y se desvaneció bajo el agua.

Sin pensarlo dos veces, su entrenadora se tiró al agua a rescatarla. Con la ayuda de un miembro de la organización del torneo, lograron sacarla del agua y revivirla, reporta El País. Álvarez fue atendida por un equipo médico y se encuentra fuera de peligro.

Coach Andrea Fuentes rescues Anita Alvarez
Credit: OLI SCARFF/AFP via Getty Images

Las imágenes del dramático suceso le han dado la vuelta al mundo. Antes de convertirse en entrenadora, Fuentes fue la nadadora más premiada en la historia de la natación española, ganadora de tres medallas de plata y una de bronce en los Juegos Olímpicos, entre otros trofeos.

En una entrevista al programa El Larguero de la Cadena SER, la coach contó la tensión que vivió. "He visto que los socorristas no se tiraban al agua porque estaban paralizados. Yo les gritaba desde la otra punta que se metieran al agua ya. He visto cómo se quedaban embobados y me he tirado al agua directa hacia ella. Veía cómo ella se iba hundiendo y yo nadaba lo más rápido que podía", contó Fuentes. "He hecho la apnea más rápida de mi vida, más que cuando me preparaba para los Juegos Olímpicos".

Anita Alvarez Budapest 2022 FINA World Championships
Credit: Dean Mouhtaropoulos/Getty Images

La entrenadora agradece que este gran susto no terminó en tragedia. "Yo la cogí y la saqué, pero veía que no respiraba y tenía la mandíbula cerrada y superdura. Le he metido dos bofetadas y le he gritado: ¡Anita, respira! Y ella no respiraba", recordó en la entrevista. "Al cabo de dos minutos es cuando ha empezado a respirar".