La Corte Suprema de California revocó la sentencia de muerte emitida en su contra por irregularidades cometidas durante su publicitado juicio en el 2004.
Anuncio

La Corte Suprema de California revocó este lunes la sentencia de muerte dictada en contra de Scott Peterson por el asesinato de su esposa Laci, quien estaba embarazada de ocho meses de su hijo al morir.

Según informaron medios locales, Peterson por ahora no enfrentará la pena de muerte —aunque las autoridades podrían solicitarla nuevamente en otro proceso legal— ya que la enorme publicidad mediática que precedió el caso hizo imposible conformar un jurado imparcial en su juicio en el sur de California.

De acuerdo con reportes publicados en el rotativo Los Angeles Times, la decisión escrita por la jueza Leondra Kruger además señala que el juez que vio el caso en el 2004 erró al eliminar a personas que se oponían a la pena de muerte, pero dijeron que podrían aplicarla si el caso lo ameritaba, durante la elección del jurado.

Scott Peterson
Credit: Bart Ah You-Pool/Getty Images

"Antes de que comenzara el juicio, el tribunal de primera instancia cometió una serie de errores, claros y significativos, en la selección del jurado que, bajo un precedente de larga data de la Corte Suprema de Estados Unidos, socavó el derecho de Peterson a un jurado imparcial en la fase de imposición de pena", escribió Kruger.

“Los miembros del jurado no pueden ser excusados ​​simplemente por oponerse a la pena de muerte, sino solo por opiniones que les impiden considerar la imposición justa de esa pena de acuerdo con su juramento”, agregó Kruger.

Scott Peterson
Credit: DAVID PAUL MORRIS/AFP via Getty Images

John Goold, portavoz de la oficina del fiscal de distrito del condado de Stanislaus, aclaró que todavía estaban examinando el fallo de la Corte Suprema y no habían decidido cómo proceder. "Tendremos que revisar la decisión y reunirnos con la familia de la víctima antes de que se tome una decisión,” dijo.

Peterson fue encontrado culpable de asesinato en el caso de su esposa, de 27 años, y de su hijo por nacer, Connor, en vísperas de Navidad en el 2002. Ambos habían sido reportados como desaparecidos; sus cuerpos fueron encontrados varios meses después en la bahía de San Francisco, según CNN.

En noviembre del 2004, un jurado encontró a Peterson culpable de asesinato en primer grado por la muerte de la mujer y asesinato en segundo grado por la muerte de su hijo. Peterson, hoy de 47 años, fue condenado a muerte el 13 de diciembre del 2004 y enviado a la prisión de San Quentin en ese estado, donde permanece.