Samantha Grace Vaughan, de 26 años, posó sonriente tras su arresto en Texas por dejar a su bebé en su carro mientras ella se iba al bar.

By Mayra Mangal
July 31, 2019 10:17 AM

Una joven madre en Texas ha causado impacto al aparecer sonriendo de oreja a oreja en su foto de arresto tras ser detenida en Copperas Cove por dejar a su bebé encerrado en su carro para poder irse a tomar unos ‘shots’ al bar.

Entre gruñidos, maldiciones y palabrotas Samantha Grace Vaughan, de 26 años fue aprehendida por oficiales que la detuvieran al descubrir a su hijo dormido en el interior de su carro mientras ella estaba en el bar.

Los hechos sucedieron hacia la 1:45 a.m. de este domingo en el local Trackside ubicado en el bloque 300 de Joe’s Road.

Oficiales encontraron al hijo de la mujer durmiendo solo en su asiento infantil en el interior del auto cuyo motor estaba en marcha, según reporta KWTX-10, una filial de CBS en Waco.

Al ser detenida la mujer se azotó por los suelos y golpeó intencionalmente su cara contra la patrulla, causando una herida en su frente que se aprecia en su foto de arresto. Aún así a apareció muy sonriente:

Copperas Cove Police Department

Al momento del arresto los policías percibieron “un fuerte olor comúnmente asociado con el consumo de una bebida alcohólica emitido por su persona”, según reza un affidavit emitido este lunes.

Al ser interrogada la mujer admitió que se había tomado “dos shots”. Encima de eso, Vaughn comenzó a gritar y a maldecir diciendo, entre otras cosas “¡ustedes no se van a llevar a mi hijo con un maldito negro!”, se indica en el documento.

El nivel del alcohol de la mujer era igual al 0.148. En Texas el límite legal para conducir es de 0.08. Vaughan enfrenta cargos de abandono/riesgo de lastimar a un niño con la intención de regresar.

 

 

Advertisement


EDIT POST