Salvador Ramos, de 18 años, mató a 19 niños y dos maestras en una escuela de Uvalde, TX. Antes de cometer la masacre discutió con su abuela y le disparó. ¿Qué se sabe del responsable de esta tragedia?
Anuncio

Antes de abrir fuego en la escuela elemental Robb de Uvalde, Texas —donde mató a 19 niños y a dos maestrasSalvador Ramos discutió ese día con su abuela Celia Martínez, de 66 años.

Eduardo Trinidad, un familiar de la abuela, reveló a Univision que "Doña Ceci" intentó detener a su nieto al verlo portando armas de fuego. Cuando "trató de pararlo", según Trinidad, Ramos "se volteó y le comenzó a disparar". La mujer recibió "ocho o nueve balazos", pero "se levantó como pudo y le gritó a los vecinos que le hablaran a la policía".

El joven de 18 años había comprado dos fusiles de asalto AR-15 —uno el 17 de mayo y el otro el 20 de mayo— además de 375 balas. El joven usó uno de los fusiles para abatir a sus víctimas y el otro fue encontrado dentro del auto con que llegó a la escuela.

Salvador Ramos; Robb Elementary School shooting
Credit: Texas Department of Public Safety

Las autoridades informan que Ramos actuó solo, aunque siguen investigando sus redes sociales para encontrar qué lo motivó a cometer la masacre, reporta el diario Los Angeles Times. Ramos nació en North Dakota y luego se mudó con su familia a Texas.

Según The New York Times, era un joven solitario, con pocos amigos. Cursaba el último año en la escuela secundaria de Uvalde y fue víctima de bullying, ya que otros estudiantes se burlaban de él por la forma en que vestía y porque venía de una familia humilde. Faltaba a menudo a la escuela y trabajaba en un restaurante de hamburguesas Wendy's.

Su amigo Jeremiah Muñoz dijo que Ramos era amante de los videojuegos y que a veces lo escuchaba discutiendo con su madre, a la que insultaba cuando le decía que no estaba haciendo nada con su vida. Charlie Marsh, una estudiante de 17 años que iba a la misma escuela, dijo que escuchó a varias personas diciéndole nombretes a Ramos, incluyendo un término homofóbico.

Salvador Ramos; Robb Elementary School shooting
Salvador Ramos
| Credit: Instagram

Según Muñoz, Ramos pasaba mucho tiempo con su abuela, especialmente después de tener discusiones con su mamá. Otro amigo de Ramos, Santos Valdez Jr., contó a The Washington Post que el joven jugaba baloncesto con él en un parque y que un día llegó con cortes en el rostro. Al principio Ramos le dijo que su gato lo había arañado, y luego le confesó que él mismo se había cortado la cara con un cuchillo, para consternación de su amigo.

En una entrevista con ABC News, Rolando Reyes, el abuelo de 72 años de Ramos, dijo no tener idea de cómo su nieto pudo comprar los AR-15. Reyes aseguró que su nieto no era violento, lo describió como un joven más bien tímido y callado. El abuelo recordó que el día del tiroteo había discutido con su abuela por una cuenta de teléfono por pagar, y que llevaba varios meses viviendo con ellos por desacuerdos con su mamá.

El joven murió en la escuela abatido por un agente de la patrulla fronteriza tras intercambiar disparos con los agentes que acudieron en respuesta a las llamadas de auxilio.