El padre de Salvador Ramos, el autor de la masacre en la escuela de Uvalde, rompe el silencio y habla sobre su hijo.
Anuncio

Su hijo Salvador Ramos mató a 21 personas en la escuela elemental Robb de Uvalde, Texas, pero el padre del joven de 18 años asegura que era "un buen chico". El padre —cuyo nombre también es Salvador Ramos— habló con The Daily Beast sobre su hijo, quien fue abatido por las autoridades tras asaltar la escuela.

"Solo quiero que la gente sepa que lo siento, lo que hizo mi hijo", dijo el padre. "Nunca esperé que mi hijo hiciera algo así", afirmó Ramos, de 42 años. "Debería haberme matado a mí en lugar de hacerle algo así a alguien".

El hombre estaba trabajando cuando ocurrió el tiroteo, y su madre lo llamó para avisarle sobre la tragedia. El padre pensó que su hijo estaba arrestado y luego se enteró que el joven había muerto en un altercado con las autoridades.

Salvador Ramos; Robb Elementary School shooting
Credit: Texas Department of Public Safety

"Mataron a mi bebé"dijo el padre entre lágrimas. El hombre vive en Uvalde junto a su novia, y lamentó que no podrá abrazar a su hijo nunca más. "Nunca volveré a ver a mi hijo, al igual que ellos no verán a sus hijos. Y eso me duele", añadió.

El padre reveló que su propia madre padecía cáncer y durante la pandemia —por precauciones para prevenir el contagio de coronavirus— no veía a su hijo con frecuencia. El padre trabajaba a las afueras de Uvalde y lamentó que no pasaba suficiente tiempo con su hijo. El joven se sentía frustrado por esto y dejó de hablarle hace un mes, dijo el padre.

"Mi mamá me dice que él probablemente me hubiese disparado a mí también porque él siempre decía que yo no lo amaba", dijo el padre a The Daily Beast.

El padre culpa a su expareja, la madre de su hijo, por no comprarle más ropa y útiles para la escuela. El hombre confirmó que el joven era víctima de bullying, que se burlaban de él por ponerse los mismos jeans todos los días, y que por eso dejó la escuela antes de graduarse.

El padre reveló que su hijo tenía una hermana de 21 años que se fue de la casa cuando se unió a la marina de guerra. "Mi hija cambió su vida, se fue al Navy", dijo Ramos. "Deseo que mi hijo hubiera ido y cambiado su vida".

El padre dijo que su hijo tenía una novia en San Antonio, que ellos habían visitado, sin dar más detalles. "No quiero que lo llamen un monstruo", dijo sobre el joven. "Ellos no saben nada. Ellos no saben nada sobre lo que él estaba pasando".

Salvador Ramos; Robb Elementary School shooting
Salvador Ramos
| Credit: Instagram

Por su parte, Adriana Reyes, la madre del asaltante, dijo a ABC News que su hijo "no era un monstruo". La madre confesó estar en shock por las acciones del joven. "Podía ser agresivo si realmente se enojaba", reveló sobre su hijo, quien le disparó a su abuela en el rostro antes de huir en su camioneta y asaltar la escuela.

"Esos niños...no tengo palabras", añadió Reyes sobre las víctimas. "No sé qué decir sobre esos pobres niños".