Perder peso cuando se sufre de diabetes no es una tarea imposible. Te contamos cómo lo puedes lograr.

Por Andrés Rubiano
Noviembre 13, 2020
Anuncio

Según lo indican las estadísticas de la Federación Internacional de la Diabetes, más de 460 millones de personas en el mundo entero han sido diagnosticadas con esta enfermedad, transformándose en una de las mayores causas de mortalidad en los últimos años.

La lucha contra este padecimiento se ha convertido en una prioridad mundial y cada 14 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Diabetes con la intención de seguir creando conciencia y educando sobre la prevención de esta enfermedad. 

Una de las primeras recomendaciones que hacen los expertos, tanto para prevenir como para tratar la diabetes, es mantener un peso ideal, ya que el sobrepeso y la obesidad son consideradas como una de las causas más frecuentes ligadas a este padecimiento. 

Pero cuando se lucha a diario contra la diabetes, bajar de peso puede ser una tarea difícil y en ocasiones frustrante, ya que el uso de insulina (hormona que ayuda a balancear los niveles de azúcar en la sangre) tiene como efecto secundario el subir de peso, según lo revela un artículo de la reconocida Clínica Mayo

La buena noticia es que bajar de peso sí es posible, solo requiere de un poco de disciplina extra en nuestras rutinas para poder lograrlo y desde luego, contar con la asesoría profesional de expertos de salud y nutrición que te ayuden a establecer un plan para mantener en control tu condición.

Recomendaciones de los expertos

Comer saludable
| Credit: Getty Images

Tus dos mejores aliados para poder reducir peso e intentar estar en el número ideal son una alimentación saludable y un plan de ejercicio diario. Implementar de una forma adecuada estos dos elementos en tu vida diaria le dará un giro de 180 grados a tu salud.

Alimentación: Comienza por establecer metas realistas que puedas cumplir a corto plazo. Planea con anterioridad tus menús y horarios de comidas. Intenta reducir los alimentos con un contenido alto de calorías e incluye alimentos que sean ricos en fibra.  

Ejercicio: 30 minutos diarios de actividad física moderada es la recomendación de los expertos. Asegúrate de hablar con tu médico para establecer qué tipo de ejercicio es el más indicado para ti. Desde luego, es muy importante que elijas una actividad que disfrutes y te guste, lo cual te ayudará a estar motivado y enfocado en tus objetivos. 

Crea nuevos hábitos

Nuevos hábitos
| Credit: Getty Images

Aunque en un inicio, el cambio en tu estilo de vida implicará esfuerzos y sacrificios, los resultados serán la mejor motivación que necesitas. Poco a poco todo se transformará en un hábito que te ayudará a llevar una vida plena y en control.

Según la Asociación Americana de la Diabetes, no se trata de hacer cambios radicales o excesivos en tu vida, todo lo contrario, la clave es encontrar el balance ideal entre una dieta saludable, un plan de ejercicio moderado y una rutina de control sobre tu condición. Una vez logres llegar a ese punto ideal notarás los cambios positivos en tu salud y el modo en que vives. 

Actitud positiva

Busca aliados

Seguramente te encontrarás momentos difíciles a lo largo del camino, pero mantenerte enfocado en tus objetivos te ayudará a seguir adelante. Recuerda que muchas veces nuestras emociones se ven reflejadas en la forma en que nos alimentamos y si no aprendemos a reconocer estas sensaciones se pueden transformar en un sabotaje para la meta en la que estamos trabajando.

Intenta rodearte de personas que te apoyen, que te ayuden durante el proceso y que además estén ahí en los momentos en que los necesites. Además, busca actividades que te ayuden a distraerte y a mantener el estrés fuera de tu vida.