A muchas personas se le forman y marcan esos molestos rollitos en la espalda baja, y aunque creas que es imposible deshacerte de ellos, el ejercicio puede ayudarte a alcanzar tu meta y eliminarlos por completo.
Anuncio

Con frecuencia te preocupas por erradicar la grasa que se te acumula en el vientre y olvidas la que se almacena en esta zona, también conocida como lumbar. Cuando notas su presencia, también es un indicador de tejidos grasos en brazos, piernas, glúteos y caderas.

Cumplir una dieta saludable, tomar suficiente agua y hacer ejercicio son tres consejos básicos para quemar esa grasa que tanto te estorba cuando te pones no solamente un jean, sino también el traje de baño o también un vestido con escote en la espalda. Sigue esta rutina de solo cinco minutos para que tu espalda baja luzca al mejor estilo de las celebridades. Haz clic aquí para ver el video.

Mujer ejercitando la espalda
Mujer por detrás en el gimnasio ejercitando la espalda
| Credit: Getty Images

Otros consejos:

Supermans: ¿Y eso qué es? Acuéstate sobre un tapete de yoga, junta las piernas y extiéndelas, los brazos deberán estar extendidos por encima de la cabeza. Estabiliza los músculos del abdomen, contrae la espalda baja, y levanta los brazos y piernas del suelo. Mantén esa posición por cinco segundos, descansa y luego hazlo de nuevo. Realiza 25 repeticiones.

Ejercicio cardiovascular: También es un excelente aliado para quemar grasa. Estas son todas aquellas disciplinas que requieren el movimiento de todo el cuerpo, como el atletismo, natación, ciclismo o caminar a paso ligero. El Colegio Americano de Medicina Deportiva recomienda que seas disciplinada y que al menos realices 45 minutos de actividad física todos los días para adelgazar.

Alimentación sana: Es posible eliminar la grasa de esta zona y de cualquier otra cuando, además de mover tu cuerpo con el ejercicio, lo acompañas con una dieta libre de grasas, alimentos fritos, azúcares, entre otros. Aumenta el consumo de frutas, té verde, agua y alimentos ricos en fibra y proteína.

Levanta pesas: Es un buen plan porque al levantar peso, harás trabajar tu masa muscular, al mismo tiempo que activarás el metabolismo para facilitar la eliminación de la grasa. Lo único que tienes que hacer es seguir una rutina de entrenamiento con pesas tres veces a la semana.

Usa ropa a tu medida: Ok, este consejo no elimina la grasa de la espalda baja, pero te ayuda a que te sientas más cómoda. Si estás consciente del problema que causa ponerte unos jeans muy ajustados, es hora de comprar los de una talla más grande u optar por aquellos que sean de tiro alto. ¡Son una maravilla!

Antes de comenzar cualquier dieta o ejercicio, lo recomendable es que visites a especialistas en ambas ramas, particularmente si tienes algún problema de salud o lesión. Además, no es mala idea que te sometas a un chequeo médico general. Lo que sí debes estar consciente de que al inicio debes tener precaución para poco a poco ir aumentando las revoluciones.