Olga Tañón compartió una foto de la última hospitalización de su hija Gabriella y revela conmovida que su hija ha tenido una mejoría milagrosa.
Anuncio

Olga Tañón está agradecida de ver a su hija Gabriella, de 24 años, con salud después de años batallando contra una rara enfermedad en su sistema inmunológico. La cantante puertorriqueña dice que comenzar a tomar el suplemento Immune Bio Green Cell ha ayudado a la joven de manera milagrosa.

La 'Mujer de Fuego' publicó una foto de la última hospitalización de su hija, hablando de su notable mejoría. "Hace casi 4 años y medio nuestra hija no es hospitalizada. ¿Qué no hacen unos padres por hacer felices a sus hijos? Hace unos días encontré esta foto y solo lloré y lloré, pero de alegría. ¿Por qué? Por que esta foto es de septiembre de el 2015 y fue la última vez que nuestra hija estuvo hospitalizada por 10 días . En esta ocasión recibió 13 unidades de sangre y 11 de plaquetas, su médula ósea había quedado sin función", recordó. "Hacíamos chistes, muecas, le cantábamos porque lo que queríamos verla era animada. Ella ni sabía lo comprometida de su condición con su sistema inmune", recuerda.

La intérprete de "Así es la vida" dice que su hija hoy goza de salud y vive una vida plena. "Desde la edad de 6 meses Gabriella Denizard ha sido hospitalizada al menos 4 a 5 veces al año hasta hace 4 años y medio que conocimos @immunebiogreencell. Tomamos una buena decisión cuando comenzamos con el suplemento. Les confieso que cuando comenzamos a dárselo jamás pensamos que nos cambiaría la vida y la llenaría de tanta bendición. El suplemento entró en todo su sistema para retenerlo de una manera milagrosa. Plaquetas y hemoglobina comenzaron a subir y se mantuvieron".

Además de brindarle energía, según Tañón, "comenzamos a ver los cambios en sus acciones, conversaciones y recuerdos. Comenzó a discutir y argumentar con sus hermanos de forma lógica y sin decir disparates", dice la merenguera. "Aún falta mucho. Tenemos la fe puesta en Dios y en este suplemento 100 por ciento natural por tantos resultados maravillosos. Hoy tengo una hija la cual puedo tener una conversación lógica, me ayuda en todo y se quiere integrar en todo. ¡Aleluya! Aleluya!".

La fe de la cantante y esposo Billy Denizard ha sido inquebrantable a lo largo de los años en el proceso de sanación de su hija. "Damos gracias a Dios cada día por el progreso de Gabriella Denizard. Hoy grito al cielo: ¡Alabado sea tu nombre Dios mío!".