Dale una mirada a las recomendaciones que nos dan los expertos para combatir el estrés que la pandemia ha traído a nuestras vidas.
Anuncio

A finales del 2019, cuando comenzamos a escuchar las primeras noticias de la aparición de algo llamado coronavirus en China, jamás nos hubiéramos imaginado el impacto que tendría en el mundo entero. Dos años después del inicio de la pandemia, la humanidad sigue en lucha contra el coronavirus, que ha dejado secuelas imborrables en nuestra vida cotidiana. 

Según un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los casos de ansiedad y depresión se dispararon en un 25% mundialmente durante la pandemia del covid-19. Las mujeres y los jóvenes son los sectores de la población que se han visto más afectados emocionalmente los últimos dos años.

En el marco de la celebración del Mes de la Historia de la Mujer, People en Español habló con un grupo de especialistas en el tema de salud mental para entender mejor el verdadero impacto que ha tenido la pandemia en la vida de la comunidad hispana y así mismo, conocer herramientas que podamos usar e implementar para mantener el balance de nuestras emociones. 

Salud mental
Credit: Getty Images

"La salud mental está compuesta del bienestar emocional, psicológico y social. El coronavirus ha hecho que todo esto tenga una interrupción", nos explica la doctora Reyna Aday, experta en el tratamiento de ansiedad y depresión. 

Desde luego, uno de los aspectos de nuestras vidas que más se ha visto impactado es el social y esa interacción normal con otras personas. "El cerebro es un órgano social, nosotros necesitamos del otro para conectar, para tener sentido y propósito de vida. Entonces el aislamiento fue un factor importantísimo en los cuadros (de depresión y ansiedad) que hemos visto recientemente", añade por su parte la doctora Natalia Pardo, especialista en medicina para mente y cuerpo.

Tanto Aday como Pardo coinciden en que la mejor forma de valorar el estado de nuestra salud mental es por medio del desarrollo constante de las capacidades de autoconocimiento y autoevaluación, las cuales nos permiten identificar síntomas que indiquen si hay algo que esté afectando nuestro bienestar emocional.

Salud mental
Credit: Getty Images

"En la velocidad de la vida actual nos cuesta parar y entender qué estamos experimentando. Veo pacientes todos los días con altas cargas de estrés y cuyo nivel de conciencia sobre el estrés es muy bajo. Por lo general, cuando ya nos vemos en fases de agotamiento o con una carga de enfermedad importante es cuando hacemos ese proceso reflexivo. Es importante que lo hagamos de manera preventiva, que estemos chequeando el termómetro de dónde estamos y cuánto nivel (de estrés) estamos experimentando", nos aconseja Pardo. 

Cambios en nuestro aspecto físico, estado de ánimo o desempeño laboral, pueden ser síntomas que indican un alto nivel de estrés en nuestra vida y que pueden convertirse en detonantes de cuadros de ansiedad o depresión. 

Una de las recomendaciones más importantes que nos da la doctora Pardo es la creación de "estrategias de recuperación" en nuestro diario vivir. "Si estoy sometido a estas cargas de estrés debo cuidar que tenga una buena calidad del sueño. Debo tener actividades de recarga dentro de mis rutinas. Si me recarga pintar, leer un buen libro, salir a comer o ir al cine, estas son cosas que necesito hacer y que no puedo por nada del mundo omitir dentro de lo que es mi vida. De esa manera encuentro que hay un balance y un equilibrio", nos dice la experta, quien además enfatiza la importancia de practicar técnicas de relajación como la meditación, el yoga, el tai chi o el qigong. 

Salud mental
Credit: Getty Images

El deporte y la actividad física también se pueden convertir en grandes aliados para la salud mental, según nos explica Óscar Preciado, entrenador profesional y fundador de la compañía de asesoría deportiva P3 Team. "Una de las formas más fáciles de controlar esos niveles de estrés y ansiedad es a través del ejercicio", nos explica el experimentado extriatleta profesional. 

Para Preciado, quien cuenta con alumnos en diferentes partes del mundo, su experiencia como entrenador le ha permitido evidenciar el impacto emocional positivo que el deporte ha tenido en sus alumnos que batallan con trastornos de salud mental.

"El deporte ayuda a estar enfocado, en tener un objetivo y eso conlleva a que las persona tengan una mejor calidad de vida. El ejercicio siempre va a ser sinónimo de salud osteomuscular, cardiorrespiratoria y psicológica", añade el profesional en deporte.