El simpático millonario y su joven novia tendrán que afrontar algunas visicitudes durante el crecimiento de su hermosa Blue Jerusalema.

Por Nuria Domenech
Diciembre 28, 2020
Anuncio

Gianluca Vacchi y Sharon Fonseca tuvieron recientemente a su primera bebé, la pequeña Blue Jerusalema. Después de un parto complicado que terminó en cesárea, estos encantadores papás descubrieron al nacer su hija que llegó con una anomalía congénita: tenía el paladar hendido. Pero, ¿en qué consiste eso realmente?

Sucede a veces que, durante la gestación, la boca del bebé no se desarrolla como debería y el paladar queda abierto, con una hendidura, que incluso puede llegar hasta la cavidad nasal. A veces aparece junto al labio leporino, aunque no siempre.

El paladar hendido, al contrario que el labio leporino, no afecta la cara del bebé, pero dificulta su alimentación ya que es difícil que pueda succionar y tragar con normalidad y pueden necesitarse cuidados especiales. En la gran mayoría de los casos  se soluciona con una cirugía que suele hacerse antes de que el bebé cumpla el primer año. A medida que los niños crecen, pueden necesitar alguna intervención más.

Consultamos con la famosa doctora mexicana Diane Pérez , quien nos aseguró que con los medios disponibles ahora mismo, este problema no debe suponer prácticamente ningún riesgo:

“Con la tecnología disponible en la actualidad, el labio y paladar hendidos pueden corregirse de manera satisfactoria tanto desde el punto de vista funcional como estético, dando la oportunidad de tener una excelente calidad de vida”, afirmó con seguridad.

En cuanto a las causas, aún no se sabe con seguridad lo que origina estas malformaciones: “Pueden ser múltiples e incluyen alteraciones genéticas aisladas, antecedentes hereditarios, consumo de sustancias por parte de los padres, etc.”

Consciente de que muchas familias no tienen los medios con los que ellos cuentan, el famoso millonario aseguró en sus redes que piensa “apoyar fundaciones como Operation Smile que se encargan de ayudar familias en esta situación”.

Operación Sonrisa es una organización que ofrece servicios médicos a las personas de bajos recursos y se especializa en la cirugía de labio leporino y paladar hendido infantil en los países más necesitados.

Seguro que con el encanto y el buen hacer del millonario italiano, a esta preciosa fundación le crecerán sus alas y lograrán cambiar la vida a muchos más pequeños alrededor del mundo. Gracias a estas operaciones encontrarán la forma de sanar unas malformaciones bucales que de otra forma suelen marginar a estos niños de por vida... ¡Bravo por los papás de Blue! ¡Eso sí que es pensar en positivo!