El cantante venezolano Chyno Miranda batalla por su vida tras sufrir coronavirus.

Por Carole Joseph
Diciembre 17, 2020
Anuncio

A finales de octubre, siete meses después de haber superado la enfermedad del coronavirus que le provocó dolores musculares extremos y falta de oxígeno, Chyno Miranda percibió que algo no estaba bien en su cuerpo. “Empecé a sentir molestias en los dedos de los pies, luego un hormigueo”, cuenta el venezolano de 36 años, quien caminando hacia su coche junto a su esposa Natasha Araos dejó de sentir las extremidades inferiores y tuvo que buscar un lugar para sentarse.  “Empecé a sentir entumecimiento y dolores fuertes en mis piernas”.

Los malestares se fueron intensificando al grado de que una noche mientras dormía el dolor fue insostenible. “Cuando decidimos meterlo al hospital ya no podía moverse, se me cayó de la cama”, recuerda consternada Araos, de 35 años, de ese episodio vivido en su casa en Miami. “Cuando le dio el calambre en las piernas fue tan fuerte que se volteó de la cama y se cayó y fue cuando dije: 'Esto tiene que pasar a manos de profesionales'”.

Chyno - Digital Cover
Credit: Foto por Kike Flores; Arreglo personal: Natalia Bratin; Estilista: Angie Escamilla; Suéter: Ted Baker; Jeans: DSQUARED2; Lentes: Vintage

El diagnóstico fue devastador. “[La] COVID-19 desencadenó un compromiso en el sistema nervioso que se [convirtió] en una neuropatía periférica”, cuenta el cantante cuyo nombre de pila es Jesús Alberto Miranda de la condición en que nervios dañados pueden causar, entre otros malestares, debilidad, entumecimiento y dolor, generalmente en las manos y los pies. “Imagínate, en una cama, sin caminar, lo primero que pensé fue se me acabó mi carrera artística”.

Por suerte, su compañera de vida y madre de su hijo Lucca, de un año, le inyectaron ganas de luchar y vivir. “Me dije a mí misma: 'Bueno Natasha, no podemos hacer nada, ya sucedió, ya lo tiene, ahora el gran trabajo que tienes es tuyo para fortalecer a tu esposo'”, cuenta la venezolana a quien los primeros días le prohibieron la entrada al hospital debido a la pandemia, pero posteriormente logró ver a su marido cada tercer día y hasta logró que su retoño viera a su papi al otro lado de una ventana. “Empezó la recuperación con terapias hospitalizado todo un mes”, continúa. "[Hoy los doctores] me dan un pronóstico que en marzo puede estar mejor. Me dicen que la evolución ha sido grandísima. Jesús ha dado todo de sí”.

Chyno - Digital Cover
Credit: Foto por Kike Flores; Arreglo personal: Natalia Bratin; Estilista: Angie Escamilla; Suéter: Ted Baker; Jeans: DSQUARED2; Lentes: Vintage

El galeno colombiano Carlos Ramírez-Mejía, del hospital Baptist en Miami, explica que con terapias y una excelente nutrición pacientes que han padecido esta enfermedad se pueden recuperar. “Con el coronavirus, [la neuropatía] es una de las cosas que pueden pasar; generalmente es una complicación que se puede ver muy cerca al cuadro agudo, pero puede suceder a largo plazo”, explica Ramírez-Mejía, quien está certificado por la Junta Médica de Psiquiatría y Neurología de Estados Unidos y no ha tratado al cantante.  “En algunos casos, la mejoría puede ser dramática. En otros puede haber una mejoría intermedia y hay personas que no se recuperan al 100 por ciento”.

En el caso de Chyno, quien ya camina, su faena inició en el nosocomio. “Las terapias eran en la cama. [Le daban] masajes. Ya que vieron que fue agarrando fuerza, a la semana y media ya [podía] levantarse, [le pusieron] una correa en la cintura —daba diez pasos de ida y luego de regreso. Luego [hacía ejercicio] en una máquina elíptica, pero siempre con al enfermera que lo agarraba con el cinturón” cuenta Araos, quien ahora ayuda a su marido a continuar con sus ejercicios en casa. “Viene un fisioterapeuta a casa por las mañanas; trabajan coordinación y balance. Luego trabaja con pesas para recuperar el tono muscular que es necesario para que él pueda caminar de manera normal como lo hacía antes y luego en las tardes viene la estimulación muscular con electroestimulación”.

Chyno - Digital Cover
Credit: Foto por Kike Flores; Arreglo personal: Natalia Bratin; Estilista: Angie Escamilla; Suéter: Ted Baker; Jeans: DSQUARED2; Lentes: Vintage

Gracias a estos cuidados y a su fuerza de voluntad, Chyno ha logrado dejar su silla de ruedas y ha recuperado algunas de las 22 libras que ha perdido en esta odisea. “Ya hoy camina mucho mejor. Está casi al 90 por ciento. Los dolores están bajando”, cuenta la especialista en marketing que durante la hospitalización de su marido fue apoyada por sus padres y su suegra, quienes le ayudaron a cuidar a su bebé. “Hoy en día, gracias a Dios te puedo decir que tengo a un esposo diferente al que vi tres meses atrás”.

El cantante da fe de ello. “Agradezco todo lo que estoy pasando”, dice este, añadiéndo que se alimenta con el sueño de regresar a los escenarios en el 2021 para hacer su gira musical junto a su compañero Nacho.  “Creo que en parte es un plan maestro de Dios para mí, para mi propia evolución”.

Chyno abordó esta evolución y sus ganas de volver a los escenarios y a su público en exclusiva con People en Español en esta entrevista que él mismo contestó de su puño y letra —y que fue leída por su esposa ya que la medicina que el cantante toma actualmente para reducir sus dolores no le permite hablar al 100 por ciento.

Chyno - Digital Cover
Credit: Cortesía

¿Cómo definirías este 2020?

En lo personal [fue] un año muy impactante para mí, pero lleno de retos, oportunidades y mucha evolución tanto a nivel físico, mental y espiritual.

Tu público quiere saber de ti, ¿cómo estás de ánimo?

En estos momentos te puedo decir que me siento motivado, enfocado y lleno de esperanza. Si me hubieras preguntado esto dos meses atrás te hubiera respondido que estaba deprimido. Solo imagínate estar paralizado en una cama, en donde solo podía moverme en una silla de ruedas.

¿Cuál es tu diagnóstico?

Todo comenzó a principios del año con una COVID-19 que desencadenó un compromiso en el sistema nervioso que se [convirtió] en una neuropatía periférica.

¿Cómo y cuándo fue que te diste cuenta que algo andaba mal?

Después de [la] COVID-19 empecé  a sentir molestias en los dedos de los pies, luego un hormigueo y empecé sentir entumecimiento y dolores fuertes en mis piernas —y de allí derechito a un hospital.

Cuando tu médico te dijo el diagnóstico, ¿qué fue lo primero que pasó por tu mente?

Imagínate, en una cama, sin caminar, lo primero que pensé fue se me acabó mi carrera artística.

¿Qué es lo que te afectó esta condición?

La coordinación y mis piernas. Me afectó a nivel emocional mucho.

Sin duda tu entereza y tu compañera de vida te han hecho salir adelante...

El hecho de ser joven y tener una condición física fuerte me ha ayudado muchísimo en este momento, pero he entendido que la fortaleza emocional y espiritual es lo que ayuda a salir adelante en cualquier situación de vida. Con respecto a mi esposa, ha sido el pilar fundamental en este proceso. Es una persona muy positiva y fuerte emocionalmente. Los que la conocen saben a qué me refiero.

¿Tu condición es hereditaria?

No, le puede pasar a cualquier persona.

¿Cómo son tus terapias?

Son con ejercicios  de coordinación y equilibrio, ejercicios de pesas y electroestimulación. [Tengo que] mantenerme en movimiento y activo.

¿Cómo has ido evolucionando?

Superbien. A pesar que es un proceso lento, voy mejorando cada día.

¿Regresas a los escenarios pronto?

Cuando ya se abran los escenarios y los shows, créanme que estaré ahí dando lo mejor de mí.

Chyno - Digital Cover
Credit: Foto por Kike Flores; Arreglo personal: Natalia Bratin; Estilista: Angie Escamilla; Suéter: Ted Baker; Jeans: DSQUARED2; Lentes: Vintage

¿Qué es lo que te dice tu médico en cuanto a tu recuperación?

Me dice que tengo que tener paciencia porque el proceso de recuperación es lento, pero que se ha sorprendido con la evolución que he tenido.

¿Cómo es tu día a día, además de hacer terapia?

Me paro temprano, [trato] de ayudarle a Natasha en los quehaceres del hogar y con el bebé —jugar, amar y besar a mi bebé— y después comienzo mi terapia. En familia jugamos juegos de mesa, compartimos y vemos televisión.

¿Cómo está Lucca?

Está muy bien, creciendo y haciendo cosas nuevas todos los días. Es un niño muy duce y feliz. Es mi motor; a mi parecer Lucca es la mezcla perfecta de ambos. Aunque sí, es igualito a mí.

Chyno - Digital Cover
Credit: Cortesía

¿Sigues trabajando en la música?

Sí, casi siempre al final de mis terapias entro al estudio de mi casa para ponerme al día.

¿Qué agradeces al 2020?

Agradezco todo lo que estoy pasando porque creo que en parte es un plan maestro de Dios para mí, para mi propia evolución. A mis fans, gracias por sus buenas energías y por sus mensajes y por tanto cariño que han demostrado en todas partes.

Mi mensaje es que nunca olviden como dice mi tatuaje en el brazo, siempre saldrá el sol. No importa la situación que estés pasando, lo que debes saber es que siempre hay esperanza porque Dios, cada día por el hecho de estar vivos y respirando, te bendice cada segundo y a veces no nos damos cuenta.

Sigue adelante, lucha por tus deseos y sueños y vive en el aquí y el ahora que es lo único que realmente tenemos.