Después de enterarse de que padecía diabetes tipo 2, el actor mexicano enfrenta ahora el mayor reto de su vida: transformar sus hábitos, su estilo de vida y su forma de pensar.

Por Carole Joseph
Updated Enero 29, 2021
Anuncio

La complejidad de los personajes que Christian  Tappan ha encarnado en el cine y la televisión contrasta con su sencillo y relajado estilo de vida fuera del plató, que se reflejaba en su manera de comer. "Yo era de comer hamburguesas, tomarme una buena cerveza, una copa de vino y comer rico", revela Tappan, a quien se le diagnosticó diabetes tipo 2 en febrero del 2019. "No lo he superado. El proceso ha sido fuerte. Te topas con esa noticia en un año productivo, en el que me estaba yendo muy bien familiarmente y con mi trabajo. No es fácil".

Christian Tappan-El Patron del Mal
Credit: Caracol Televisión Colombia

Después de recibir el diagnóstico, el villano de Operación Pacífico (Telemundo) sufrió una severa depresión durante tres meses, tiempo en el que analizó cuál sería el nuevo papel que le tocaría interpretar en su vida cotidiana. "Me detuve a pensar en mí, en mis hijos", subraya el padre de Luciana, de 10 años; y Lorenzo, de 8. "A mis 48 años no puedo jugar con mi vida cuando sé que tengo una responsabilidad con ellos y además quiero vivir muchos años".

Christian Tappan y familia (DO NOT REUSE)
Credit: Cortesía de Christian Tappan

Al igual que Myrka Dellanos, él estaba predispuesto genéticamente a padecer este tipo de afección. "Una cosa es que te detecten la diabetes tipo 2 a los 60 años, como le sucedió a mi papá que lo tomó con tranquilidad y dijo: 'Bueno, llegó con la edad'. Pero ¿a mí en los cuarenta?", observa el actor mexicano, que ha trabajado en series como Pablo Escobar, el patrón del mal, El señor de los cielos y La reina del sur. "Siempre me habían dicho que debería cuidarme, pero uno dice: 'Estoy muy joven, no tengo eso, puedo comer, tomar y salir a divertirme' ".

Christian Tappan Operación Pacífico
Credit: Cortesía de Telemundo

Según el doctor Juan Rivera, Tappan era el blanco perfecto para esta enfermedad. "La mayoría de las personas que padecen de diabetes tipo 2 por lo general tienen un historial familiar de diabetes. Muchas veces no necesitan insulina, sino medicamentos que ayuden a controlar el azúcar en la sangre", explica. "Cuando las personas están obesas, no hacen ejercicio o no llevan una dieta saludable, pueden producir la insulina, pero el cuerpo se vuelve insensible a ella".

Christian Tappan y familia (DO NOT REUSE)
Credit: Cortesía de Christian Tappan

El que tuvo que volverse más sensible fue el artista, que a la par de seguir un régimen de píldoras, con todo el dolor de su corazón dejó de comer perros calientes y un bote de palomitas cuando iba al cine. "Fui a un dietista, me dijeron qué puedo y no puedo [comer], y lo hice. Ahora pido una hamburguesa con pura lechuga o sin pan. Me como mis proteínas", cuenta Tappan, quien tuvo la fortuna de que durante las grabaciones de Operación Pacífico lo consintieran mucho y le llevaran una comida especial cada tres horas. "No soy un tipo que de la noche a la mañana pueda estar fitness y metido en un gimnasio, porque no me aguanto el olor del gimnasio", ríe. "Me gusta montar bicicleta, nadar. Me gusta la acción en lo que medianamente puedo hacer".

Christian Tappan
Credit: Instagram Christian Tappan

Todos esos cambios lo llevaron en diez meses a reducir la grasa abdominal, los niveles de azúcar, el colesterol y los triglicéridos. "Esto para mí ha sido un proceso de aprendizaje, conocimiento y resolución", confiesa. "Pero ahora estoy positivo, en este momento le estoy ganando la partida a la enfermedad".

Al paso que va, el Dr. Rivera asegura que al igual que Dellanos lo puede lograr. "La intervención más importante es mantener un peso saludable. Bajar el consumo de carbohidratos, llevar una dieta saludable, hacer ejercicio", subraya el galeno. "Una vez que empiezas a modificar tu estilo de vida, muchas veces es suficiente para reducir significativamente el azúcar en la sangre y alcanzar niveles que no son considerados diabetes".

Christian Tappan
Christian Tappan
| Credit: Gabriel Aponte/Getty Images

De la mano de sus compañeros en el trabajo y por supuesto de su mujer, la colombiana Juliana Rodríguez, de 40 años, ha logrado dar un giro de 360 grados a su vida. "Mi esposa está al pendiente cien por ciento. Ella trata de comer igual que yo para que esté tranquilo. Pero llegó un momento en que le dije: 'No, no y no, tú no tienes problemas, tú come lo que te guste'", relata Tappan, quien dejó de ingerir azúcar, postres, papa y yuca —aunque eso sí, los "frijolitos" y lentejas no pueden faltar en su menú. "[Mi esposa y yo] estamos en un proceso en el que sabemos que nuestros hijos pueden desarrollar la enfermedad y hay que comenzar a enseñarles que tengan una vida sana y cómo comer".

Christian Tappan
Credit: Instagram Christian Tappan

Hasta el día de hoy, el actor promete que seguirá siendo un "hombre básico", que vivirá la vida loca, pero con mucha medida. "Los consejos del doctor de comer bien y hacer ejercicio siempre van a estar. Mi consejo es que [un diagnóstico como este] lo tenemos que tomar más tranquilos", explica. "No tienes que obligarte a seguir una dieta [en específico]. Creo que todo tienes que tomarlo con calma, ser positivo y ver qué es lo que te gusta comer y de qué manera lo vinculas a cómo eres tú en tu vida", concluye.