Tras recibir una estampita del Papa Francisco que le trajo María Antonieta Collins del Vaticano, el padre de la presentadora Carolina Sarassa sanó milagrosamente. Esta es su historia.
Anuncio


"No soy de esas personas que va a la iglesia cada fin de semana, pero lo que pasó con mi papá fue un milagro", dice la presentadora Carolina Sarassa, quien habla en exclusiva con People en Español sobre esta vivencia que marcó a su familia. Su padre Gustavo Sarassa, de 74 años, tuvo una crisis de salud inesperada en julio del 2022.

"Mi papá de un día para otro tuvo un dolor muy fuerte y fue al hospital", cuenta la copresentadora del noticiero nacional del medio día de Univision, Edición Digital, quien estaba en pleno noticiero cuando su esposo la llamó a decirle que iba camino al hospital Jackson Memorial de Miami con su padre. "Le dijeron que tenía el páncreas malo y mi papá en su vida había tomado alcohol. Los médicos asumían que tenía un problema de alcoholismo pero jamás ha tomado alcohol. El nivel del páncreas y del hígado estaba horrible. Le hicieron millones de exámenes, MRIs, salía del hospital y entraba, todo el mes de julio estuvo en el hospital. El Doctor Juan Rivera me decía que lo pasáramos a cuidados intensivos porque ya estaba mal, le estaba bajando mucho el oxígeno y estábamos preparándonos para lo peor", añade Sarassa.

En medio de todo, su colega María Antonieta Collins había ido al Vaticano a entrevistar al Papa Francisco. "Ella llegó y me dio una estampita. Me dijo: 'Carolina te lo traje de parte del Papa Francisco'. Yo lo metí en la cartera y se me olvidó. Ese día era el 27 de julio a las 4:30 de la tarde. Mi papá ya estaba en el hospital por tercera vez y el médico dijo que deberíamos abrirlo para ver qué es lo que tiene porque no entendían. Grupos de médicos lo vieron y nadie entendía", cuenta Sarassa, quien estaba desesperada por entender porqué su padre había enfermado súbitamente.

Carolina Sarassa
Credit: Cortesía de Carolina Sarassa

"Mi papá que nunca ha sido diabético estaba pre-diabético, tenía la tiroides mal, todo estaba mal. En eso me iba a la casa con los niños, meto la mano en la cartera para buscar el cargador del celular para dejárselo, y toqué con la mano la estampita. Le digo: 'Papá, María Antonieta le mandó esto a usted. Yo escuché que uno tiene que decretar los milagros. Hoy 27 de julio usted se curó'", dijo la presentadora, poniéndole la estampita en el estómago. ¡El resto es historia! La salud de Don Gustavo comenzó a mejorar rápidamente.

"A mí papá la morfina no le funcionaba. Él se doblaba del dolor. Perdió 35 libras en un mes", recuerda sobre esta crisis de salud. "La última morfina que él tomó fue el momento antes de ponerle esa estampita".

Carolina Sarassa
Credit: Cortesía de Carolina Sarassa

Estuvo tres dias en el hospital y sus médicos no podían explicar su gran mejoría. "Nadie entiende, mi papá ya no es pre-diabético, la tiroides no tiene ningún problema. El páncreas está bien, el hígado está bien. Nadie entiende qué pasó". Lo único que siente Sarassa es agradecimiento.

"Salimos del hospital y le conté a María Antonieta y me dice ella: 'milagro es todo lo que la ciencia no puede explicar'", dice Sarassa. "Solo se lo conté a María Antonieta Collins porque es por ella que me papá está bien".

Carolina Sarassa
Credit: Cortesía de Carolina Sarassa

Esta experiencia tocó profundamente el corazón de la colombiana. "Yo creo mucho en Dios y en los milagros pero nunca lo había vivido. Es impresionante", dice. "En Navidad no me imaginé que mi papá iba a estar con nosotros".

Carolina Sarassa
Credit: Cortesía de Carolina Sarassa

La comunicadora —quien es madre de Chloé y Noah— se siente bendecida de tener a sus padres y sus hijos con salud.

Carolina Sarassa
Credit: Cortesía de Carolina Sarassa

"Yo tengo 38 años y nunca a mi papá yo lo había visto doblado de dolor", recuerda sobre el gran susto que pasó el año pasado cuando Don Gustavo fue hospitalizado. "Fue horrible y estoy segura que Dios lo curó".