La reconocida terapista Gilza Fort Martínez nos explica la mejor forma de ayudar a un ser querido que sufre de alguna de estas condiciones que amenazan la salud mental y física.
Anuncio

Hablar de la salud mental ha dejado de ser un tabú entre los latinos y no es para menos, ya que trastornos como la ansiedad y la depresión se han transformado en dos enemigos silenciosos que acechan a los hogares de la comunidad hispana en Estados Unidos. 

Aunque la prevención y el tratamiento de trastornos mentales ha dado grandes pasos los últimos años, aún existen barreras culturales y sociales ante los latinos que nos hacen menos propensos que otras comunidades a buscar ayuda cuando enfrentamos problemas mentales

People en Español habló con la psicóloga Gilza Fort Martínez, especialista en terapia de familia y cofundadora del Resolution Counseling Center de Miami, para entender un poco más acerca de cómo podemos afrontar situaciones que afectan nuestro bienestar emocional y el de nuestros seres queridos. 

Salud Mental
Credit: Getty Images

"Durante los últimos años, el 40 por ciento de la población hispana en Estados Unidos ha batallado con ansiedad o depresión", explica la terapeuta, quien añadió que estos trastornos pueden aparecer en la vida de cualquier persona, sin importar su edad. Esto quiere decir que tanto niños, jóvenes o adultos están expuestos a sufrir de una enfermedad mental. 

La especialista comparte que uno de los grandes retos que existe entre los latinos, en cuanto a la salud mental es que aún nos cuesta mucho tomar ese primer paso para pedir o buscar ayuda cuando es necesario. "Como latinos (intentamos ocultar) todo lo que sea salud mental. Uno se rompe un brazo y está bien ir al médico … pero no tenemos ni palabras, ni rituales para permitir que uno se sienta mal emocionalmente", explica.

Según un informe de la organización estadounidense Alianza Nacional de la Salud Mental, barreras lingüísticas, falta de cobertura médica, situación migratoria y estigmatización social son algunos de los factores más influyentes para que la comunidad latina sea menos propensa a buscar tratamientos cuando afronta padecimientos como depresión o ansiedad.      

Salud Mental
Credit: Getty Images

¿Pero cuál es el primer paso que podemos dar para ayudar a una persona que está enfrentando un trastorno mental?

"Lo más importante es preguntar: ¿cómo estás?, ¿cómo te sientes?, ¿qué te está pasando? (Luego) escuchar, en verdad escuchar lo que te dicen", aconseja nuestra invitada.

"Muchas veces tenemos temor de que si preguntamos, a lo mejor hacemos las cosas peor o les hacemos recordar que se sienten mal. Pero en realidad la persona que está sufriendo emocionalmente, lo sufre todo el tiempo, uno no se lo está recordando… Si uno pregunta y escucha, puede empezar a ayudar a (esta) persona a orientarse y a dirigirse a quien pudiera asistirlo", concluye sobre este tema la experta. 

Algunos sitios en línea y programas dedicados a la comunidad latina en los que puedes encontrar más información y ayuda especializada acerca de estos temas son: Therapy for Latinx, Mental Health America, National Alliance on Mental Health o el sitio en línea de la terapista Gilza Fort Martínez.