Esta es la historia de Ronaldo Castro, un mexicano que llegó como indocumentado a Estados Unidos y ahora es admirador de Trump.

By Mayra Mangal
October 17, 2019 03:02 PM

El presidente Donald Trump ha provocado la indignación de más de uno con sus declaraciones sobre los inmigrantes ilegales, especialmente aquellos que cruzan la frontera sur desde México y Centroamérica.

Sus palabras han hecho mella entre la comunidad de habla hispana y aún así, hay quienes miran las cosas de una forma distinta e incluso aprueban las políticas y las palabras del mandatario de 73 años nacido en Queens.

Tal es el caso de Ronaldo Castro, un mexicano residente en Addison, Texas, que llegó al país con su familia careciendo de documentos y que ahora se declara como admirador de Trump.

"Yo pienso que (Trump) no es racista. La gente hispana piensa que él es racista por las cosas que dijo de los mexicanos, de que (México) mandaba gente que se drogaba, gente que no debía estar aquí", declaró el hombre, quien se desempeña en la industria de productos médicos, al diario Dallas al Día. "Yo no sentí discriminación porque pienso que no me aplicaba a mí. Porque yo no soy, no quiero ser y no voy a ser ninguna de esas cosas".

El hombre emigró junto con su familia desde Torreón, Coahuila, en la década de los ochenta. Su padre fue albañil ya hace unos 10 años se hizo ciudadano de los Estados Unidos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Según contó, su concepto del presidente Trump y su admiración por él le ha causado problemas con algunos de sus familiares quienes no están de acuerdo con él.

"Me han dicho traidor; pero el traidor es el que se viene de su país, el que se dice orgulloso de su país, pero vive aquí en otro país", aceptó. "Yo no me considero traidor. El que nos traicionó fue nuestro país de origen. Yo no".

Para Castro la raíz de muchos problemas en la comunidad tiene su origen en la comunidad misma. "Hay más discriminación entre nosotros mismos", asegura. "Hasta uno mismo de hispano no quiere vivir con otro hispano. No lo digo porque esté discriminando, lo digo porque todos lo dicen. Yo digo que el muro está bien. Si la gente quiere venir aquí, que intente primero hacerlo como se lo piden".

¿Ustedes qué opinan?

Advertisement