Robert Bell Wallace, de 67 años y originario de California, falleció tras consumir una bebida del minibar en la habitación del Hard Rock Hotel & Casino de Punta Cana.

By Mayra Mangal
June 10, 2019 12:07 PM

Familiares de Robert Bell Wallace están buscando respuestas por la muerte repentina del hombre de 67 años ocurrida en abril en un lujoso hotel de Punta Cana. Con esta sumarían cuatro las muertes de turistas norteamericanos ocurridas en hoteles de República Dominicana en los pasados dos meses.

Chloe Arnold, sobrina del fallecido, -residente de California- contó este domingo a la cadena FOX News que su tío enfermó de manera casi inmediata luego de consumir un whisky del minibar en su habitación del hotel Hard Rock Hotel & Casino. El hombre estaba de visita en el país para la celebración de la boda de su hijastro y según su sobrina gozaba de buena salud.

“Él estaba bien”, exclamó la mujer al explicar que Wallace y su esposa, Beverly, legaron al hotel el 10 de abril hacia la media noche. Al día siguiente él tomó un whisky del minibar y comenzó a sentirse enfermo de inmediato. En su orina y excremento había sangre.

Arnold explicó que la pareja llamó a un doctor del hotel que le practicó un chequeo, tres días después se decidió que Wallace necesitaba ser hospitalizado. El 14 de abril murió y hasta la fecha las autoridades dominicanas no han revelado a la familia cuáles fueron las causas de su fallecimiento.

La sobrina explicó que sus tíos eran ávidos viajeros que paseaban por todo el mundo y que simplemente un mes antes habían pasado unos días esquiando en Lake Tahoe. “Tenemos tantas preguntas”, exclamó la mujer a FOX. “No queremos que esto le suceda a nadie más”.

“Podemos confirmar la muerte de un ciudadano de los Estados Unidos en República Dominicana en abril de 2019. Ofrecemos nuestras más sinceras condolencias a la familia por su pérdida (…) no tenemos información adicional qué ofrecer”, exclamaron al respecto portavoces del Departamento de Estado.

La misteriosa muerte de Wallace se suma al fallecimiento de Miranda Schaup-Werner, de 41 años y originaria de Allentown, Pennsylvania, quien falleció en mayo pasado tras consumir una bebida del minibar en la habitación del Hotel Bahía Príncipe, en la Romana.

Cinco días después y en el interior de ese mismo hotel fueron encontrados los cuerpos sin vida de Edward Nathaniel Holmes, de 63 años y Cynthia Ann Day, de 49. Al momento del hallazgo se dijo que ambos habían sufrido un fallo respiratorio y que había medicamentos para la presión alta en su hotel.

Sin embargo, en días pasado se descubrieron escalofriantes coincidencias entre esas tres muertes tras la publicación de la autopsia que reveló que los tres cuerpos presentaban un corazón agrandado, según reporta The Daily Mail.

Dichas muertes han cobrado un mayor relieve tras las declaraciones de Tammy Lawrence-Daley, de 51 años y residente en Delaware, quien asegura que fue brutalmente golpeada, estrangulada y dejada por muerta en el hotel Majestic Elegance Resort, también en Punta Cana.

“Mi esposo estaba en forma, era una persona saludable cuando murió”, lamenta ahora Beverly, la viuda de Robert Wallace quien ofreció una entrevista al show  Inside Edition (FOX). La mujer explicó que su marido se había sometido a un chequeo médico general antes de su viaje y que, fuera de la presión alta, la cual controlaba por medio de pastillas, todo estaba bien.

 

Advertisement