Lo más increíble fue la forma en que descubrieron el contrabando. Aquí los detalles.

Por Mayra Mangal
Marzo 23, 2020
Anuncio

La crisis del coronavirus ha sacado lo mejor de muchísimas personas que con generosidad e incluso, actos de heroísmo, ayuda buscan aliviar y poner un granito de sal frente a la pandemia.

Pero otros han buscado lucrar y beneficiarse inescrupulosamente, como es el caso de un sujeto en Oregón a quien las autoridades han detenido tras descubrir el cargamento que ocultaba con miles de mascarillas médicas que se usan para protección contra COVID-19 y que vender al mejor postor.

Vladislav V. Drozdek, de 42 años y residente en el poblado de Beaverton, ha sido detenido bajo cargos de robar más de 25 cajas de mascarillas N95 con un valor de $2,500. Estas fueron sustraídas del Portland Rebuilding Center el pasado 6 de marzo según indican fuentes policiacas citadas este lunes por The Sacramento Bee.

Lo más increíble fue la forma en que descubrió el contrabando: según la policía, al día siguiente del robo los dueños del negocio afectado descubrieron un anuncio de Craiglist publicado por una persona que ofrecía las mascarillas N95.

De inmediato dieron parte a las autoridades de Portland. Estas realizaron un operativo en que un agente se hizo pasar por un comprador interesado quien hizo una cita con Drozdek. El sábado 7 se produjo su arresto.

La policía de Portland, informando sobre el descubrimiento de las mascarillas en Twitter:

Por medio de un cateo autoridades descubrieron siete cajas más de mascarillas en una vivienda de Portland. "Esto es aún más significativo en momentos en que los suministros médicos están tan escasos", aseguró Mike Frome, asistente del jefe de la policía de Portland por medio de un comunicado de prensa.

Según the Sacramento Bee los dueños legítimos del cargamento han decidido donar las mascarillas a hospitales de Oregón.

Este caso recuerda a lo ocurrido recientemente en el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Victoria de Málaga, en España, donde un médico fue acusado de intentar robar 300 mascarillas.

Según medios locales a finales de febrero se descubrió que el profesional médico había sido sorprendido con 12 cajas de mascarillas que intentaba llevarse a su pueblo.