El diario The Washington Post ha puesto al descubierto un plan de arrestar y deportar a miles en padre y niños en 10 ciudades de Estados Unidos; la Casa Blanca lo niega.

By Mayra Mangal
May 14, 2019 04:39 PM

A principios de abril, dos altos responsables del departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) se opusieron a un plan del presidente Donald Trump de llevar a cabo miles de deportaciones de adultos y niños en una "megarreradada" que se realizaría en 10 ciudades de Estados Unidos, entre ellas Nueva York, Los Ángeles y Chicago.

Así lo reveló el diario The Washington Post en un reportaje que pone al descubierto el plan al que se opusieron con firmeza Kirstjen Nielsen, exsecretaria de Seguridad Nacional, y Ronald Vitiello, otro importante funcionario del mismo departamento.

El plan consistía en detener y deportar a los migrantes y sus familias por medio de trámites expeditos en corte, según revelaron a dicho diario siete funcionarios de DHS. Los arrestos comenzarían con unas 2,500 personas y llegarían a sumar 10,000.

Irónicamente, Nielsen y Vitello no protestaban por la presumible catástrofe humanitaria que esta "megarreradada" ocasionaría, asegura el Post, sino por la falta de tiempo y recursos para llevar a cabo el plan. "Había preocupación sobre cómo se estaba armando todo muy apresuradamente, y que esto podría ser contraproducente al desviar recursos que son críticos para los operativos de emergencia que se realizan en la frontera", aseguró un funcionario de la DHS en condición de anonimato.

Embed from Getty Images

Fuentes de la Casa Blanca aseguraron a varios medios que dicho plan no existe. "Hay aproximadamente 1 millón de inmigrantes indocumentados con órdenes finales de deportación que permanecen en Estados Unidos. El hacer cumplir estas órdenes judiciales es una principal prioridad para la Administración y para ICE, y es fundamental para la integridad del sistema migratorio", señalaron.

Sea como sea, el número de arrestos a lo largo de la frontera sur continúa en ascenso. Tan solo en abril fueron detenidas 109,000 personas, entre mujeres, hombres y niños, en su intento por cruzar. De ellos, el 60 por ciento son menores, según el Post.

La gran mayoría de quienes han cruzado la frontera sin papeles en los últimos 18 meses provienen de Centroamérica y buscan asilo. Los que se entregan a las autoridades para pedir el asilo permanecen detenidos en el país a la espera comparecer en corte para abogar por su caso.

Advertisement