August 27, 2018 06:22 PM

Las profundas huellas de la separación masiva de padres e hijos migrantes en la frontera se han hecho visible y dolorosamente palpables en un desgarrador video que está estremeciendo las redes sociales.

En dicho clip se muestra el momento en que un niñito hondureño fue reunido con su familia, pero en lugar de abrazar a sus padres huye de ellos sin reconocerlos ante las lágrimas y la desesperación de su progenitora.

El clip fue publicado por la American Civil Liberties Union y ahí se aprecia a la mujer hablando en español diciendo “vine por ti”, mientras trata de abrazar al niño que se retuerce entre sus brazos y luego se escabulle para alejarse de ella gateando.

“¡Yo soy tu mami, papi! ¡Yo soy tu mami!”, le dice ella. Llorando y de rodillas la mujer mira a su pareja, quien sujeta a otra bebé en brazos y le pregunta: “¿Qué tiene mi hijo? ¡¿Qué pasó?!”

La mujer sigue al niño que sin hablar continúa gateando por el suelo huyendo de ella. “¡Papi, vente conmigo!”, le insiste, pero el niño continúa alejándose, visiblemente confundido ante la situación.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

El video fue captado el Aeropuerto Internacional George Bush en Houston el 14 de julio después de que la familia del menor fuera detenida y separada por el Servicio de Aduanas e Inmigración de Estados Unidos. Sin embargo fue hasta este fin de semana que ACLU dio a conocer las desgarradoras imágenes.

Los padres de la criatura salieron de Honduras en abril huyendo de la violencia e intentaron pedir asilo al cruzar el puente de McAllen en Texas. Pero, según el padre, cuando se presentaron ante el juez de migración para llenar documentos su niño estaba dormido y preguntaron si debían despertarlo pero les dijeron que no era necesario. Cuando regresaron a ver al niño éste había desaparecido para ser enviado a un centro de detención en Grand Rapids, Michigan

ACLU/Instagram

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Las imágenes abren nuevamente la herida dejada por la separación de más de 2,500 menores de edad que entre mayo y junio fueron separados de sus familiares al cruzar la frontera entre México y Estados Unidos.

Dicha práctica obedecía a la política de “Cero tolerancia” y fue girada por el secretario de estado Jeff Sessions bajo órdenes del presidente Donald Trump causando indignación a nivel internacional y protestas de diversas figuras. Finalmente y bajo órdenes de un juez la separación terminó, más no los arrestos.

El escándalo fue tal que incluso la primera dama del país, Melania Trump, visitó un centro de detención infantil, provocando un escándalo de forma indirecta al portar una chaqueta con una polémica leyenda.

Jueces federales dieron un ultimatum al gobierno para que reuniera de forma expedita a los menores con sus padres, aún así cientos de ellos permanecen aún bajo en suelo norteamericano sin que se conozca el paradero de sus padres. Esto se debe a que según distintas organizaciones no gubernamentales más de 400 padres de familia fueron deportados a sus países de origen y se desconoce su paradero.

 

Tal Vez Te Guste

EDIT POST