La investigación periodística de una periodista y su equipo de producción podría haber terminado en tragedia al realizar una visita a un pequeño poblado mexicano.

By Carolina Amézquita Pino
February 05, 2020

En octubre de 2019, Lara Logan y un equipo de producción, de la cadena estadounidense de televisión Fox News, arribaron a Tenancingo, Tlaxcala, con el fin de realizar una investigación sobre esta localidad, donde se rumora que existe una red dedicada al tráfico sexual y explotación de mujeres. Sin embargo, la presencia de la periodista y sus colaboradores alarmó a los pobladores, quienes consideraron aplicar represalias mortales al considerarlos secuestradores de mujeres, según dio a conocer el diario mexicano El Universal.

Hay que agarrarlos y lincharlos”, escribió uno de los vecinos en el chat de WhatsApp que tienen para alertarse entre ellos de cualquier situación de peligro. “Parece que quieren levantar a las morras [jovencitas] de la secu [secundaria]. Ya dieron como tres vueltas”.

RELACIONADO: Fox News responde a nuevo ataque de Donald Trump contra a periodista Megyn Kelly

La reportera dio a conocer en uno de los noticiarios de su empresa que la policía municipal, de esta región mexicana, fue la encargada de informales la peligrosa situación en la que se encontraban. Los habitantes ya estaban planeando el linchamiento, vía el mencionado chat, al considerar que se trataban de criminales que llegaron para hacerles daño.

Aquí la conversación:

“Han de ser terroristas, por las placas; son placas de otro lugar”.

“Han de ser ratas [ladrones] o secuestradores”.

“Estos culeros tienen cámaras atrás”.

“Atórenlos [atrápenlos] en el OXXO”.

“Ya voy al centro con mi carnal [hermano]”.

“Ya voy con juguetes [armas]”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Ante el inminente riesgo, las autoridades debieron escoltar al equipo fuera del pueblo; lo cual, fue visto por los moradores del lugar como un acto de corrupción.

“Ya les dieron su lana [los supuestos criminales pagaron a los policías]. Vale madres”, escribieron.

Finalmente, Lara Logan y el equipo de producción pudo salvarse; lo cual no ocurrió con Fermín y Nereyda, dos hermanos que fueron linchados por los pobladores tras acusarlos de haber secuestrado a una mujer de la localidad.

Advertisement