Médicos en Connecticut se llevaron una gran sorpresa al extraer una enorme protuberancia del abdómen de una mujer que resultó ser un tumor de ovarios.

Por Mayra Mangal
mayo 04, 2018
Anuncio

Menuda sorpresa se llevaron los médicos de un hospital en Danbury, Connecticut cuando una mujer acudió a ellos para consultarlos por su alarmante subida de peso para descubrir que su “tripa” era en realidad un tumor gigante.

La paciente de 38 años, cuyo nombre no ha sido dado a conocer, contó a los médicos que en noviembre comenzó a notar que su abdomen crecía aceleradamente, al alarmante ritmo de unas 10 libras por semana.

El 14 de febrero, la mujer fue sometida a una cirugía de cinco horas de duración en la que un equipo de 12 médicos le removieron la enorme protuberancia que medía aproximadamente tres pies. Las fotos que circulan en redes del tumor son impactantes.

“Durante la cirugía removimos este tumor gigantesco que se originó en el ovario izquierdo”, dijo a CNN el doctor Vaagn Andikyan, ginecólogo especializado en oncología de Western Connecticut Health Network y responsable de la cirugía. “Le extirpamos el ovario izquierdo, le dejamos la trompa [de falopio] izquierda y removimos el tejido que resultó afectado en el perineo [y] que estaba adherido al ovario”.

La peligosa cirugía se complicó, según explicaron los especialistas, porque el tumor estaba comprimiendo una vena y ponía en peligro el corazón de la mujer. Además, la paciente estaba desnutrida porque los alimentos no podían pasar por su abdomen. “No podía comer, no podía caminar y había problemas relacionados con la enorme masa que estaba comprimiendo el flujo de su sangre”, dijo por su parte el doctor Linus Chuang, otro obstetra involucrado en el caso.

“Los tumores de ovarios tienden a ser grandes”, explicó Chuang, “pero tumores así de grandes son excepcionalmente raros en los récords [médicos]. Este debe estar entre los 10 o 20 tumores más grandes que se hayan extirpado en el mundo entero”.