Las autoridades desactivan red de explotación sexual de menores en Cartagena con más de 250 víctimas. Los detalles.

By Lena Hansen
July 31, 2018 03:17 PM

Las autoridades colombianas han desactivado una red de explotación sexual de menores en Cartagena de Indias que contaba con más de 250 víctimas. Este fin de semana 18 sujetos fueron arrestados y acusados de abusar sexualmente de niñas o adolescentes durante el operativo Vesta. Muchas de las víctimas eran inmigrantes venezolanas huyendo de la crisis en su país. La Fiscalía de Colombia informó que este es el “más grande operativo contra el turismo sexual de menores de edad” en Cartagena. Uno de los detenidos es Raúl Danilo Romero Pabón, capitán de Infantería de Marina de la Armada Nacional. Pabón está acusado de buscar por redes sociales a niñas menores de 14 años, abusarlas y “ordenarles que se tatuaran su nombre en partes de su cuerpo”.

(Photo by Fairfax Media/Fairfax Media via Getty Images)

En un comunicado, la Fiscalía de Colombia detalla: “Durante el primer semestre de este año fueron recopilados testimonios, elementos probatorios y suficiente evidencia técnica que pusieron al descubierto cuatro ejes criminales de esta problemática en la ciudad, algunos cuentan con el auspicio de funcionarios públicos que facilitaban su actividad ilícita, pero todos dejan niñas y adolescentes víctimas de delitos sexuales y familias desintegradas”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

También detuvieron a una mujer de 19 años acusada de ayudar a encontrar a las niñas y al tatuador que marcaba a las menores abusadas. Romero aceptó los cargos y podría pasar hasta 91 años en la cárcel. Otros oficiales fueron arrestados por estar envueltos en la red de explotación. Los policías Javier Tovar y Naymiro Cabarca son acusados “de exigir dinero para abstenerse de cumplir con su deber y no capturar a los turistas que pagaban por servicios sexuales con niñas y adolescentes”.

(Photo by Fairfax Media/Fairfax Media via Getty Images)

La Fiscalía de Colombia describió a las menores como “verdaderas esclavas del siglo XXI”. Las autoridades añadieron que se usaban lugares turísticos de la ciudad para reunir a chicas entre 14 y 17 años “reclutadas por redes de proxenetas que les definieron rutinas y horarios y las obligaron a ofrecer servicios sexuales a cambio de dinero”.

 

 

 

Advertisement