Los cineastas cubanos Carlos Rafael Betancourt y Oscar Ernesto Ortega han terminado la producción de su segundo filme, Borrowed, una adaptación de la obra de teatro de Jim Kierstead.
Anuncio
Oscar Ernesto Ortega y Carlos Rafael Betancourt
Oscar Ernesto Ortega y Carlos Rafael Betancourt
| Credit: Cortesía

Los cineastas cubanos Carlos Rafael Betancourt y Oscar Ernesto Ortega vienen andando juntos desde los 15 años. El uno sabe bien quién es el otro. Oscar, asentado en Miami, dice sentir orgullo de la persona en la que se ha convertido Carlos. Carlos, desde Los Ángeles, asegura que nadie lo conoce mejor a la hora de trabajar.

Ambos han terminado recientemente la producción de su segunda película, que no es completamente latina, ni completamente estadounidense, pero que es todo eso a la vez.

El thriller Borrowed, una adaptación de la obra del mismo nombre del productor de Broadway y ganador de dos premios Tony Jim Kierstead, es la cinta que proponen estos jóvenes. Con las actuaciones del cubano Héctor Medina y el uruguayo Jonathan Del Arco, el filme se desarrolla en la soledad de una casa en los Cayos de la Florida, a la que el primero acude a una cita con el segundo, donde pasarán del amor al odio, de la ternura al resentimiento, de la piedad a la locura, de la libertad al encierro, del inglés al español, y viceversa.

Filmación de "Borrowed"
Filmación de "Borrowed"
| Credit: Cortesía

En declaraciones a People en Español, Betancourt asegura que el gran tema de su largo es la libertad y el libre albedrío, "la cosa del let it go", mientras que Ortega sostiene que también se trata del dolor, el amor, y lo que esa mezcla significa.

"El ser cubano es algo que uno no puede quitarse de adentro. Realmente no está pensada como película cubana, está más bien pensada como una película americana y latina. Que Jonathan sea uruguayo fue una coincidencia maravillosa, pero no estaba en los planes", señaló Betancourt.

También insistió en que el manejo de los dos idiomas en la película "no es tanto por el mercado como por el juego entre la cultura latina y la americana, y sobre todo viviendo en Miami, donde hay una mezcla interesante de ambos idiomas".

Los jóvenes, que también están al frente de la productora independiente cubana El Central, lanzaron en marzo de 2020 la película El último balsero, que en medio de la pandemia del coronavirus llegó a HBO Latino y HBO Max en un contrato de dos años. El filme, protagonizado también por Medina, arranca con la llegada en balsa a Miami de un joven cubano graduado de Filosofía que busca a su padre.

"Borrowed"
"Borrowed"
| Credit: Cortesía

"Definitivamente hay conexiones entre ambas películas, una de las más grandes es Héctor Medina, hemos desarrollado una linda conexión de trabajo con él, es un gran actor. Hay una relación en El último balsero que pesa bastante en esta película, en lo que pasa con Justin y David en Borrowed. Y seguro fue lo que hizo que los productores confiaran en que nosotros fuéramos quiene adaptáramos su obra de teatro para llevarla al cine", dijo Betancourt.

Por su parte, Ortega observó que "lo que también tienen en común eran las ganas de seguir haciendo películas. Una vez que terminas una tienes muchas ganas de hacer la siguiente".

Si algo resaltaron ambos es el agradecimiento a los dueños de Broadway United, Jim Kierstead y William Fernandez, ganadores de premios Tony, Emmy y Pulitzer, por la confianza que depositaron en dos realizadores jóvenes cubanos para adaptar la obra, que tenían engavetada y desempolvaron durante la pandemia.

"Es un reto hacer una obra de un productor de Broadway, es una obra bien seria, se arriesgaron muchísimo con dos directores latinos, jóvenes", reconoce Ortega.

Filmación de "Borrowed"
Filmación de "Borrowed"
| Credit: Cortesía

Ambos propusieron algunos cambios a la obra original, a los que los productores dieron luz verde, como son las locaciones, la propia proveniencia latina de sus personajes cuando se trataba de personajes estadounidenses, o el hecho de que la obra se desarrolla en un pequeño apartamento de Nueva York, mientras la película lo hace en una amplia casa de la Florida.

"Los Cayos tenían esa condición un poco latina pero también americana, de esa persona que se retira a pasar su vida en un lugar mas tropical", apuntó Ortega.

Betancourt también resaltó que fue una oportunidad para que Del Arco, actor de filmes como Star Trek: The Next Generation, Star Trek: Voyager y con un amplio recorrido en Hollywood, encarnara por primera vez un personaje con sus raíces.

"Jonathan crece en Nueva York y hace carrera aquí y esta es de sus primeras oportunidades de mostrar su parte uruguaya. Trajo muchísimo de sí mismo a la película. El trabajo que el público conoce de Jonathan es el de un americano, pero él es latino y lo lleva con tremendo orgullo, aunque en su carrera no lo haya podido mostrar demasiado. Esta fue la superoportunidad de hablar mucho de su pasado, de quién es él", destacó Betancourt.

Oscar Ernesto Ortega y Carlos Rafael Betancourt
Oscar Ernesto Ortega y Carlos Rafael Betancourt
| Credit: Cortesía

Aunque los realizadores han quedado bastante complacidos con el producto final, todavía consideran que es muy pronto decir qué les hubiese gustado que fuera diferente en su película. De momento, al filme le falta casi todo el camino por transitar.

"Este viaje recién comienza", advirtió Ortega. "Ahora se trata de ver qué pasa con la película".