Hay indignación porque los nuevos dueños de la bodega frente a la cual fue atacado el joven Lesandro Guzmán-Feliz "Junior" quieren reabrir el local.

By Mayra Mangal
August 06, 2018

El seno de una comunidad hispana residente en el Bronx se encuentra profundamente indignado ante la noticia de que la bodega frente a la cual fue atacado un joven de 15 años a machetazos estaría por reabrir.

Guzmán-Feliz “Junior”, un joven de origen dominicano de 15 años fue asesinado a machetazos por integrantes de la temible pandilla “Los Trinitarios” la noche del 20 de junio en la esquina de una tienda ubicada en la calle 183 y la avenida Bathgate, en el mencionado condado de Nueva York.

El asesinato conmocionó a la opinión pública y desde entonces el almacén permanecía cerrado, pero de acuerdo con The New York Times el sitio fue adquirido por nuevos dueños quienes piensan reabrirlo.

La comunidad ha expresado su indignación pues desde que sucedieron los hechos se ha pedido que la ciudad convierta al sitio en una iglesia o centro de apoyo juvenil.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

Los nuevos dueños han intentado calmar los ánimos ofreciendo llamar a la nueva tienda “Junior” el homenaje al fallecido muchacho. Pero Leandra Feliz, madre del menor, se opone a la idea. “Realmente me gustaría [que abrieran una iglesia o centro comunitario”, dijo la mujer al mencionado diario, “pero en vez de eso van a abrir una bodega”.

“Este no es un vecindario para criar niños”, dijo por su parte Gloria Arroyo, una de las vecinas que se oponen a la reapertura. “Esa noche está clavada en los corazones de todos los que vivimos aquí”, exclamó la mujer, quien piensa mudarse del área según reveló.

La noche del asesinato, Modesto Cruz, dueño de la bodega, estaba trabajando en el lugar y cámaras captaron el momento en que la víctima entró a pedir refugio porque los pandilleros lo estaban persiguiendo. En el video se aprecia cómo el hombre -que estaba acompañado de un empleado- se quedan mirando cuando los pandilleros llegan y sacan a rastras al adolescente para atacarlo a machetazos.

Luego, el jovencito regresa desangrándose al local para pedir ayuda pero en el video se observa al tendero decirle que se vaya al hospital de St. Barnabas, ubicado a una cuadra. El muchacho se desplomó en el camino y luego falleció.

Advertisement